Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Este pueblo de Bajos del Toro no deja de sorprendernos… en esta ocasión hicimos una caminata chivísima que comenzó en un potrero hasta el alma de Santa Lucias y continuó por el cañón de un río del tono celeste que caracteriza la zona.

¿Cómo llegar?
En 4×4 : sólo pone el waze hasta llegar al pueblo de Bajos del Toro.

Automóvil: Mejor irse por Vara Blanca, y luego ahi poner el link de waze de bajos del toro.
Con Waze

¿Qué llevar?Ropa cómoda, tenis de trail, jacket impermeable, bolsa seca, snacks e hidratación, paño, vestido de baño

Distancia:14km

Dificultad:Alta

Vehículo:Automóvil

Parqueo:

Mascotas:Sí, solo que no es recomendable por la dificultad, y que gran parte del recorrido es por río.

Camping:No

Contacto:
AventuraXtrema ToroAmarillo
Carlos Venegas: 8371-2530
https://www.facebook.com/aventuraxtrema.toroamarillo

Costo:
¢6000 por persona llegando en carro a Bajos del Toro
¢14500 por persona en bus desde San José

Para llegar tempranito a Bajos del Toro tuvimos que salir de San José como a las 5:30 am para así llegar a tiempo. Desayunamos en la sodita del pueblo, y nos preparamos para salir con un grupo grande guiado por Aventura Extrema Toro Amarillo.

Comenzamos y los primeros 700 metros son por calle de lastre hasta topar con una finca, donde se hace un sendero rodeado de potreros con Santa Lucías. El camino continúa así por

un par de kms hasta topar con río, de aquí en adelante es más entretenido y embarrealado.

Es necesario ir con guía porque aunque todo el camino es al lado del río, hay muchas intersecciones que lo pueden llevar a uno por el trillo equivocado. Nos recomendaron llevar bastón, muchísima gente llevaba pero nosotros somos de los que preferimos llevar las manos libres para mejorar el equilibrio y el aterrizaje (si es que nos caemos).

Mientras avanzamos en el terreno hostil nos percatamos que íbamos adentrándonos en un cañón, lo que le da el nombre a esta caminata… a la vez esto significa que llega el momento en que el sendero desaparece y se comienza a avanzar los últimos 2 kms sobre el río. El recorrido es bastante resbaloso y es super necesario ir concentrado, cualquier paso en falso puede dejar como consecuencia un tobillo doblado o aún algo peor.

Otro punto importante es que realmente no vale la pena saltar piedras para no mojarse los pies, ya que en el zarpe del trayecto hay que consumirse hasta el ombligo (en el caso de Karlita hasta el cuello jaja ). Luego de que se pasa esa parte súper profunda, ya está literal a la vuelta de la esquina. Entonces se siente una brisa de pelos de gato clásica de las cataratas y así tassss se llega.

La catarata los Anonos está dividida en 2 caídas, una más grande que otra, y se encuentra rodeada de piedras que parecen un muro super verde empapado.

Obvio nos quitamos las cosas de encima y nos metimos al agua pato. El agua si estaba muy fría, así que hicimos nuestro mejor esfuerzo para sonreír y luego salir para secarnos. Buscamos un poco de sol para quitar la tembladera mientras armamos los sanguches de atún, seguido de ChocoFrutas para el postre y agarrar fuerzas para el camino de vuelta.

En esta zona estamos acostumbrados al baldazo, pero extrañamente nos hizo un clima fantástico soleado todo el día, y el camino de vuelta fue realmente espectacular.

La vuelta del cañón es una verdadera aventura en un paraíso, cada paso vale la pena pues nos hace sentirnos vivos en este chuzo de lugar que no nos deja de sorprender.

Favorito Del Mes