Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos de nuevo pal cerro más tuanis de San José…ajá estamos hablando de Pico Blanco! Pero esta vez nos fuimos por el lado de La Ventolera y no tienen idea lo chuzo que fue… así que no lo piense más y sáquese a pasear.

¿Cómo llegar?
De la iglesia de San Antonio de Escazú, 300 m al este , después del restaurante El Boyero dobla a la derecha y ahí sube como 2km, pasa la entrada del hotel Pico Blanco, luego pasa los filtros del AyA , de ahí 300 m más y dobla a la izquierda en la primera entrada de lastre. Ahí se mete 200 m, portón azul a la derecha.

Waze: Brujo Tours (automóvil) https://waze.to/lr/hd1u0m8uxx
Directo a ventolera (4×4): https://waze.com/ul/hd1u0kbrhh

Distancia: 8 km

Dificultad: Difícil

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa cómoda y fresca, jacket cortaviento/impermeable, tenis de trail o botas de hiking, gorra, anteojos oscuros, protector solar, agua y snacks.

Vehículo: Automóvil y 4X4 (si llega hasta la ventolera)

Parqueo: Si, en la calle.

Mascotas:

Camping: No

Contacto: www.facebook.com/elbrujotours/
Laura, Brujo Tours 8363 9101

Costo: El Brujo Tours
¢15000 Tour guiado con poliza y merienda sabrosa.

Muy cerquita de San José en los cerros de Escazú se encuentra Pico Blanco, al cual ya hemos ido con anterioridad por la ruta más común… Solo que esta vez decidimos subir por el lado de la Ventolera con la ayuda de nuestros compas del Brujo Tours.

Salimos de San José a las 7am para encontrarnos con nuestra amiga Laura de El Brujo Tours en el centro de Escazú. De ahí seguimos subiendo hacia la ventolera en 4×4 hasta que ella nos indicó donde parquear a la orilla de la calle.

Tomamos un sendero rocoso rodeado de bosque y después de los primeros 250 metros nos encontramos a un búho bebé que parecía estar en problemas. Mientras formábamos un plan de rescate nos dimos cuenta de que mamá búho estaba a sólo unos arbolitos de su cría así que seguimos nuestro camino.

El ascenso total acumulado es de 700 metros lo que facilita vistas impresionantes de la ciudad. La primera parada fue en una piedra gigante que sirve de mirador, al frente se ve la capital y a la derecha la montaña imponente donde está el punto más alto llamado Pico Alto.

Después de unos snacks seguimos subiendo para pasar por Pico Alto. Este punto está rodeado de bosque sabroso al que se le agradece por la sombra y la brisa después de semejante subida empinada / técnica.

Luego continuamos bajando para luego pasar por una intersección, y después de unos 20 minutos más llegamos al famosísimo cucurucho de Pico Blanco. Aquí almorzamos y nos preparamos para devolvernos por unos senderos chuzísisisimos.

El camino de vuelta comenzó con sendero bajo el bosque, luego continuamos bajando al lado de una cerca con potreros a mano izquierda con vista a las Eólicas de Santa Ana … luego sucedió lo inesperado… nos tragó el bosque de Escazú y nos sumergimos (literal) en un trillo sacado de un cuento de hadas.

Luego de varias fotos épicas decidimos seguir bajando un toque más hasta que llegamos al carro muertos de hambre… así que nos fuimos a buscar almuerzo casi a las 3 pm! Contentos de haber descubierto otro camino a este lugar espectacular….el verdadero Escazú.