Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos a conocer Rafiki Safari en Quepos, un glamping espectacular justo al lado del Río Savegre, perfecto para caminar, cletear y aventurear.

¿Cómo llegar?
Se agarra la costanera sur pasando por Parrita y Quepos hasta llegar al río Savegre donde hay que girar a la izquierda siguiendo los rótulos del hotel por 13 kms hasta llegar al hotel.
Waze: https://waze.com/ul/hd1sm8z8wj

Distancia: 7km la caminata por la montaña

Dificultad: Fácil

Accesibilidad: El hotel es accesible, tiene actividades como cabalgata por senderos y Rafting.

¿Qué llevar? Ropa fresca, traje de baño, paño, sandalias, zapatos para mojar, tenis de trail, gorra, jacket impermeable, repelente, bloqueador solar y excelente actitud.

Vehículo: Carro alto

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: Tienen área de camping con agua y baños

Contacto: 8368 9944 / 87646185

Costo: Tarifas dinámicas

Salimos de San José como a las 7 am para ir llegando al hotel cerca de las 11 am. El recorrido en carro ya es toda una experiencia, ya que se pasan 2 pueblitos lindísimos al lado del río Savegre. Entre más nos acercabamos al hotel, veíamos más jungla hasta que llegamos a un pequeño puente con una quebrada de agua súper cristalina y un laguito… volvimos a ver pa’rriba y vimos el hotel clavado dentro de la montaña.

Luego de parquear el carro subimos un poco para llegar a restaurante con una vista lindísima, y después nos fuimos a nuestra habitación al mejor estilo “glamping” con la misma vista del río Savegre, el lago y las montañas.

No eran ni las 12 md y ya teníamos hambrita entonces nos fuimos a almorzar (vieran que bueno el sanguche de carne y el casado con trucha).

Nuestro siguiente plan era rafting así que bajamos la comida con una merecida siesta y nos dirigimos en carro río arriba hasta un pueblo llamado Río Blanco, aquí nos apeamos para recibir una charla técnica y sin mucho nos montamos en la balsa para hacer uno de los rafting más lindos que hemos hecho.

El recorrido fue lindísimo y muy seguro ya que es de un nivel intermedio en el río más limpio de centroamérica, habían partes que brincabamos sobre las olas pero más que peligroso fue súper divertido. Casi al final del recorrido nos bajamos de la balsa para caminar un toque hasta una catarata toda chiva para luego terminar nuestro recorrido.

Cuando volvimos al hotel descansamos un ratico y luego de cenar nos fuimos a dormir para así estar bien descansados para el siguiente día.

El domingo Glori y yo nos levantamos antes para dar una vuelta en bici por los trillos del Rafiki (si, tiene trillos diseñados para andar en bicicleta!) los cuales recorren la montaña bajo la sombra de la selva hasta llegar al cucurucho la cual tiene buena vista, de bajada hay varias opciones con algunas partes técnicas y divertidas.

Luego volvimos para desayunar y después fuimos hacer el mismo recorrido pero caminando, así pudimos apreciar más detenidamente todos los detalles del bosque donde se localiza este chuzo de lugar.

Cuando volvimos nos invitaron a dar una vuelta a caballo por otra parte de la finca al lado del río Savegre, no pudimos negar tremenda actividad y nos fuimos a dar ese paseo. Durante el recorrido pasamos por un área destinada a camping con servicios sanitarios y agua para luego terminar al lado del río donde los caballos aprovecharon para refrescarse.

Para terminar fuimos de vuelta al hotel para alistar las cosas y almorzar… agradecidos de conocer este chuzo de hotel, con un staff de lujo que nos hizo sentir como parte de la familia Rafiki.
*FECHA PASEO: Junio 2020

Favorito Del Mes