Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para el Valle de Orosi a descubrir la “Poza Las Gradas” localizada en un río increíblemente perfecto. Aquí después de caminar entre piedras topamos con cascadas y pozas de agua cristalina sumergidas en la selva. Así que déjese de excusas y sáquese a pasear.

¿Cómo llegar?
Hay que dirigirse hacia Cartaguito y lcontinuar hacia Paraíso para luego desviarse al Valle de Orosi. De aquí se pasa el centro del pueblo y se continúa hasta llegar a la estación del ice del Río Macho.

Waze: https://waze.com/ul/hd1srecpfv

Distancia: 6 km

Dificultad: Intermedia

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar?
Ropa fresca, jacket impermeable, tenis de trail, gorra, protector solar, traje de baño, paño, repelente, ropita seca para cambiarse, snacks para picar y excelente actitud.

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Contacto: Luis Fernando Zúñiga: 8508 3686

Costo:
¢6000 con refrigerio
¢10000 con almuerzo

Llegamos como a las 9am al Valle de Orosi para así toparnos con Priscilla y Luis Fernando, quienes se ofrecieron a llevarnos a conocer este chuzo de río. Para llegar manejamos de la estación del Ice de Río Macho un poco más para arriba hasta llegar a la finca de la familia de Priscilla donde dejamos el carro.

La caminata es por el río y hay que saber entrar, hay épocas del año que son peligrosas por la represa… por eso recomendamos ir con un guía que conozca la zona como la palma de su mano.

La primera parte es como charral, y se cruza el río para avanzar más rápido por un camino aledaño por unos 500 metros hasta que se llega de nuevo al río a una primera poza súper profunda de agua cristalina.

Luego continuamos caminando río arriba por las piedras, estas cada vez se vuelven más grandes, sin darnos cuenta comenzamos a internarnos en la selva con más cascadas y pozas increíblemente paradisíacas.

Después de un par de horas de caminar llegamos a la cascada más bella que he visto en muchísimo tiempo, los locales le dicen “Las Gradas” por su formación de piedra, y esta tiene poza tremenda cristalina color esmeralda perfecta. Evidentemente habíamos llegado al lugar para hacer picnic y también para bañarnos… no les voy a mentir, el agua estaba muy fría pero lo vale la pena la sensación, uno sale renovado!

Para finalizar subimos un poco más para ver lo que sigue parriba (que puede que lo hagamos en otro paseo) y nos devolvimos hasta la casa de Priscilla donde nos recibieron con un almuerzo delicioso de frijolitos blancos con cerdo y arrocito de chupasese los dedos.

Fecha del paseo: Marzo 2019