Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para las Art Villas, un hospedaje fuera de lo común, clavado en la montaña pero al mismo tiempo cerquita del mar entre Dominical y Uvita.

¿Cómo llegar?
Se agarra la costanera Sur, pasando por Parrita, Quepos, Dominical y luego se llega a la entrada a la izquierda que lleva cuesta arriba por calle de lastre hasta las Art Villas.

Waze: Art Villas: https://waze.com/ul/hd1skmefrr
Coco Tico Restaurante & Café: https://waze.com/ul/hd1sknmv82
Playa Dominicalito: https://waze.com/ul/hd1sks0kr5
Playa Ventanas: https://waze.com/ul/hd1s7xz5g0

Distancia: Libre

Dificultad: Fácil

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa fresca, traje de baño, bloqueador solar, repelente, paño, sandalias, tenis y excelente actitud.

Vehículo: 4×4

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Contacto:
info@artvillas.com
tel. 8568-1058

Costo: Verificar con los contactos

Llegamos en la noche a Uvita de Puntarenas, cuando nos metimos en la calle de lastre comenzamos a subir por unos 2 kilómetros con secciones bastante empinadas hasta que llegamos al portón a mano izquierda donde están las Art Villas. Nos encontramos con Jorge el administrador quien se encargó de mostrarnos la casa donde iríamos a pasar un par de noches.

Lo primero que encontramos al abrir la puerta corrediza fue una piscina chivísima al lado de un comedor al aire libre, luego tiene un deck hacia la vista que une el resto de la casa. Algo peculiar que no hay pareces, solamente tiene divisiones corredizas para separar visualmente la cocina de los cuartos.

Al día siguiente amanecimos con la mejor vista del mar frente a nosotros, además los sonidos de la naturaleza se encargaron de despertarnos lentamente. Nos alistamos para desayunar en los Cocos. Los Cocos son las tiendas de acampar de tipo glamping que distinguen a este lugar. Aquí nos volamos un desayuno típico para después irnos a la playa.

Bajamos de la montaña y nos fuimos a Dominicalito, esta playa está a unos 15 minutos y el acceso de los carros es hasta la puritica playa. Encontramos buena sombra y nos quedamos por un par de horas hasta que llegó la hora de almorzar.

Para el almuerzo decidimos ir por recomendación de un a amigo a Coco Tico, esto queda llegando a Uvita… Nos comimos el mejor ceviche en muchos años, delicioso y fresco.

Después nos fuimos a Ventanas pero ya eran pasadas las 3pm y la restricción había comenzado entonces nos devolvimos a las villas para disfrutar ahí del lugar.

Al día siguiente madrugamos para llegar como a las 7 am para Playa Ventanas y aprovechar lo que quedaba de marea baja. Aquí nos metimos en las icónicas cuevas que atraviesan la montaña, el sonido dentro de ellas es bien loco y solo se recomienda ir en marea baja. Luego vegetamos, jugamos frisbee y nos tiramos al sol un rato hasta que nos tocó devolvernos para hacer checkout.

*FECHA PASEO: Agosto 2020

Favorito Del Mes