Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Esta Semana Santa decidimos irnos a lo más Sur del Sur a unas playas realmente chuzas, con agua cristalina y un ambiente relajado digno de ir a conocer. Por si fuera poco tiene la segunda ola izquierda más larga del mundo.

¿Cómo llegar?
Se agarra hacia San Isidro de Pérez Zeledón nosotros nos fuimos por el Cerro de la Muerte, luego de pasar por Pérez se sigue por la Interamericana llega a Río Claro, sigue hacia Golfito, y antitos de llegar a Golfito se desvía a la izquierda en dirección a Pavones.

Waze:
Playa Zancudo (entrada principal) https://waze.com/ul/hd1sbkkuqz
Pavones
Punta banco atardecer https://waze.com/ul/hd1kzs48vu
Punta Banco Spot de día https://waze.com/ul/hd1sbjmtw2
Casa de Christophe https://waze.com/ul/hd1sbjqq1w

Distancia: Libre

Dificultad: Fácil

Accesibilidad: Accesible

¿Qué llevar? Repelente, paño, traje de baño, cambiada, plata en efectivo, comida para picar, botella de agua (reutilizable), bloqueador solar, hamacas, sillas de playa y excelente actitud.

Vehículo: Carro Alto

Parqueo: No

Mascotas:

Camping: No

Contacto: Christophe Díaz – chrisdiazcosta@gmail.com

En Semana Santa decidimos irnos de nuevo al SUR ya que nos dimos cuenta que hay menos gente por ese lado, pero esta vez agarramos hacia Pavones.
Salimos el domingo tempranito nos fuimos por el Cerro de la Muerte para evitar las presas de la 27, paramos en PZ comprando frutas y la siguiente parada fue en Platanillo para almorzar. De ahí nos fuimos directo hasta Pavones.

Allá en Pavones nos esperaba Christophe, un francés buenísima gente que tiene ratillo de vivir en Costa Rica y tiene varias opciones de hospedaje por allá. Ese primer día nos instalamos y planeamos lo que íbamos a hacer al día siguiente.

El lunes nos fuimos a conocer las playas de la zona, como era de esperar habían muchos surfos ya que Pavones es famoso por tener la 2da ola izquierda más larga del mundo. Empezamos en Playa Zancudo pero primero nos fuimos a una entrada pública medio escondida, que llega a una parte de la playa que tiene olas chiquitillas, ahí tuvimos una clase improvisada de Surf donde fuimos los reyes de la espuma. Y con eso nos sentimos más ambientados en una zona donde abundan los Surfos. Ya terminada la clase nos fuimos a la entrada principal de Zancudo que es donde llega la mayoría de gente. La playa es gigante y bien chiva, como ya era medio tarde el mar no se veía tan celeste. Lo tuanis de esta playa es que uno se puede meter al mar sin miedo porque en las otras playas hay que tener más cuidado, por las corrientes y porque hay mucha piedra.

Al día siguiente nos levantamos temprano de nuevo para ir a la zona de surfos, ya que nos habíamos graduado de espuma 1 nos sentimos muy cool jaja, y estuvimos buen rato ahí haciendo que hacíamos, no con tanto éxito como nos hubiera gustado, pero se disfrutó.

Después nos fuimos a Pavones centro, entramos por la entrada principal de Pavones , donde hay un parque súper bien cuidado con muchos árboles para hacer sombra en frente de la playa. Este lugar nos encantó porque además de tener una playa bien chiva, con el agua súper celeste que se combinaba con un azul intenso, tiene también un estero sólo bueno justo en frente de la playa, con agua fría, apenas para los calores de Semana Santa. Aquí uno se puede meter sin miedo, es riquísimo y uno se olvida del cuidado que hay que tener en el mar, así que aquí nos instalamos y nos quedamos buen rato.

Ahí en Pavones fuimos a almorzar a un restaurante que nos recomendó Christophe, Tico Mex a comernos un burrote mieo . Para terminar el día y siguiendo recomendaciones nos fuimos a Punta Banco a ver el atardecer y buscar unas piscinas naturales buenísimas que se hacen en las piedras en marea baja. Así que llegamos hasta el final final del camino y caminamos hacía la izquierda como 100 mts para llegar a los arrecifes donde estaban las piscinas. Ahí nos metimos un rato a chillear y luego ver un súper atardecer. El camino y las playitas camino a Punta Banco nos encantaron; entonces planeamos de una volver al día siguiente a disfrutar esa playita.

El miércoles nos fuimos a un spot que habíamos visto el día anterior, buscamos sombrita y decidimos que íbamos a relajarnos y lagartear; pusimos hamacas, nos tiramos al suelo. El mar no era muy amigable así que preferimos no meternos, pero los colores eran un chuzo. Ya cuando nos sentimos bien descansados nos fuimos a caminar por una piedras que había hacia el lado derecho, y encontramos varios lugares chívísimas y muy fotogénicos, Glori hasta se creyó una modelo y se gastó el rollo de fotos. Después llegó la hora de ir a almorzar, así que nos fuimos de vuelta para empezar a alistar los chunches e irnos a nuestro siguiente destino: Biolley.

Marzo 2018

Favorito Del Mes

Auto Mercado