Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos al Golfo Papagayo para conocer y vivir una experiencia mística y deliciosa en el Mangroove Hotel, un lugar cool y familiar con un diseño espectacular en armonía con la naturaleza.

¿Cómo llegar?

Desde San José si no hay presa se agarra la Ruta 27 para luego unirse a la Ruta 1 hasta llegar a Liberia, ahí gira a la izquierda por 20 minutos más hasta ver la entrada a la derecha que va hacia península de Papagayo y luego de 25 minutos se llega directo al Mangroove Hotel.

Waze: https://waze.com/ul/hd1gh5p94w

Distancia: Lo que desee caminar en la playa

Dificultad: Fácil

Accesibilidad: Si es accesible

¿Qué llevar? Traje de baño, bloqueador solar, ropa bonita y fresca para comer en el restaurante, paño, anteojos de sol, repelente y ganas de pasarla bien.

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Contacto:
reservations@elmangroove.net
Reservaciones: 2291-7750

Costo:
Paquete Local Vibes $209+ imp. Habitación para 2 personas.
Pasar el dia $75 consumibles.

Nos fuimos hacia el Golfo de Papagayo, Glori y Karlita salieron en un bus del hotel y yo llegué directo desde Tamarindo para toparnos a la hora de almuerzo (muy conveniente) en el Mangroove que queda justo en el Golfo de Papagayo.

Llegamos y nos recibieron con un cocktail de bienvenida y luego nos fuimos directo a comer al restaurante que está localizado justo al lado de la piscina. El diseño de este lugar es muy chuzo, lograron integrar la arquitectura con los árboles de cenizaro y guanacaste existente generando espacios llenos de naturaleza por donde sea que se vea.

La comida fue una cosa tremenda, de chupase los dedos, cada plato servido/comido es una mezcla de ingredientes locales místico-salvaje-deliciosos, plato tras plato arrasamos con todo y quedamos más que satisfechos.

Luego de comer nos cambiamos para ir visitar playa Jícaro, esta misma es muy frecuentada por tours en lancha pero generalmente tiene basura, ya sea por la gente que la visita o la misma que arrastra la corriente del mar con las mareas… entonces nos dimos la tarea de limpiar la playa hasta verla realmente limpia.

Esto lo hacemos porque es nuestro deber cuidar el planeta, predicar dando el ejemplo a las personas y que si tanto nos gusta pasear es clave saber limpiar aunque la basura no sea nuestra, no es justo ser indiferente con esta problemática que envenena los mares y el planeta.

Cuando terminamos la limpieza y estaba volando el drone, pudimos ver una mantarraya grandísima cruzar frente a nosotros, pienso que esto junto al atardecer fue el premio por haber hecho esta limpieza… luego nos fuimos de vuelta al hotel. Ya en el hotel faltaban 2 horas para la cena, entonces decidimos ir un ratico al sauna del spa y después tomar una merecida ducha, después cenamos delicioso y pal sobre.

Al día siguiente nos levantamos tempranito para desayunar en el restaurante del hotel… no se si es porque el desayuno es mi comida preferida pero el buffet estaba rajado y comimos lo suficiente para irnos al tour al Parque Nacional Palo Verde.

De camino ya en la buseta, pasamos a Hacienda el Viejo para tirarnos un fresquito y luego continuamos hasta llegar al río alimenta los humedales de Palo Verde. El tour era todo en lancha y vimos un montón de cocodrilos, pájaros, lagartijas, iguanas y monos… lo que nos recuerda la importancia del agua.

Cuando terminamos el tour por el río nos fuimos de vuelta a la hacienda el Viejo para conocer la historia y estilo de vida guanacasteca de hace años. También hicimos tortillas palmeadas y molinos caña dulce antes de ir a almorzar, realmente fue chiva y entretenido.

Después de comer nos fuimos al hotel de nuevo para hacer una actividad bastante conmovedora planeada por el staff, ya que nos pusimos a plantar unos árboles de cenízaro los cuales simbolizan el compromiso del hotel con la naturaleza.

Ya llegando al atardecer nos fuimos soplados a andar en bicicleta por la playa… luego nos chaineamos para ir a degustar nuestra última cena en este chuzote de hotel.

Favorito Del Mes

Auto Mercado