Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para Chirripó, el cucurucho y lugar más chiva de todo Costa Rica con nuestra tarjeta BLUE AMERICAN EXPRESS BAC CREDOMATIC. Para nosotros llegar acá ha sido de lo más esperado estos años, y ahora queremos compartir con ustedes nuestra experiencia completa, desde cómo reservar y hospedarse, hasta contarles todos los chunches/ropa/accesorios que cargamos para llegar a la cima de la sin morir el intento.

¿Cómo Reservar?
www.quebuenlugar.com/como-reservar-en-chirripo/

¿Cómo llegar?
Se toma la ruta interamericana por el Cerro de la Muerte hacía Pérez Zeledón, una vez en PZ hay que desviarse hacia la izquierda en dirección a San Gerardo de Rivas por otros 45 minutos hasta llegar la oficina de los guardaparques.

***El día antes de subir***

Hay 2 misiones que completar antes de llegar al hotel:

Hay que llegar antes de las 4:00 pm a registrarse en la oficina de SINAC Parque Nacional Chirripó con cédula en mano.
De seguido ir a la Oficina de Consorcio Aguas Eternas antes de las 5:00 pm (encargados de hospedaje, comida, y subida de equipaje). Aquí uno deja el equipaje que quiere que le suban los arrieros y además se cancela la comida (si no come carne, lactosa o algo así.. es el momento de decirlo)

Oficina SINAC: https://waze.com/ul/hd1stcdg6u
Consorcio Aguas Eternas: https://waze.com/ul/hd1stceny0
Hotel Urán: https://waze.com/ul/hd1stcup47

Distancia: 14.5km para llegar a la Base Crestones.

Dificultad: Alta

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa cómoda para los días dependiendo de la cantidad de días, ropa térmica para la noche, abrigo tipo fleece, jacket impermeable o cortaviento, linterna de cabeza, guantes para el frío, gorro, bandana, gorra, gafas de sol, bloqueador solar, tenis cómodas de trail, tenis/crocs para tener secas en el albergue, snacks para caminar (planear 6 porciones por día), sanguches (mantequilla de maní con jalea es increíble), par de botellas de agua/hidratante,etc…..

***Si quiere saber que llevamos nosotros exactamente pueden ver el detalle Aquí

Vehículo:Automóvil o carro alto

Parqueo:

Mascotas: No

Camping: No

Contactos:
Oficina P.N. Chirripó: 905-244-7747 reservaciones.chirripo@sinac.go.cr
Consorcio Aguas Eternas: 2742-5097 info@chirripo.org
Hotel Urán: 2742-5004 info@hoteluran.comTiene parqueo y uno se puede bañar cuando baja.

Costo Total: de ¢125 000 a ¢150 000 por persona (nosotros fuimos 4 días 3 noches con full comida y meriendas) El primer día se llega a San Gerado y se pasa la primer noche. En el parque son 3 días y 2 noches.

Desglose de costos
SINAC:
Entrada Parque Nacional: ₡4.000 / día (nacionales) – $18/día (extranjeros)

Consorcio Aguas Eternas:
– Hospedaje en Albergue Crestones: ₡19.207 / noches

– Comidas albergue: (Usted selecciona las que quiere, nosotros fuimos con todas)
Desayuno: ₡5650
Almuerzo: ₡7062
Cena: ₡7062
Meriendas:₡5650

– Subida de equipaje:
¢2086 por Kilo y de bajada vuelven a pesar y cobrar.


San Gerardo de Rivas

Llegamos como a las 3 pm a la oficina de SINAC para registrarnos con el guardaparques (NO OLVIDEN CÉDULA), luego de firmar aquí y hablar un poco de paja hicimos un chiquitibum de emoción y continuamos hacia Consorcio Aguas Eternas al lado de la cancha de fut para terminar de reservar y pagar nuestra alimentación del albergue, además tuvimos que dejar de una vez aquí la maleta que queríamos llevar con arrieros hasta arriba (vale la pena si quieren disfrutar más del lugar).

Después de quedarnos con solo la pijama y el bulto del dia siguiente nos fuimos para el lugar donde pasamos la noches en San Gerardo llamado Hotel Urán (está casi al frente de la entrada al sendero del km 0). Cuando llegamos nos tiramos una agua dulcita y luego llevamos los chunches al cuarto para alistar un poco las cosas del día siguiente. Por ahí de las 7 pm bajamos al restaurante del hotel para la santa cena (que de hecho estaba buenísima) que nos daría el penúltimo empujón calórico para subir el Chirri, y lueguito nos fuimos a dormir para madrugar al día siguiente.

Día 1: Trepada a Base Crestones 

Llegó el día más chiva, entonces madrugamos a las 4 am para alistarnos y bajar a desayunar a las 5am fuerte pintico con huevo…al final salimos 6:15 hacia la entrada del sendero a escasos 100m del hotel donde estiramos un toque las piernas para comenzar el primer km.

Son 14.5 kilómetros chivísimas, cada uno tiene nombre y una personalidad muy definida, y es necesario tomarlos con calma a nuestro ritmo para poder disfrutarlos.

Km 0 : El termómetro

Este maje nos mide como andamos de fuerzas, nos agarra en frío, emocionados con una trepada bastante parada, así que no se asuste y llévela relajado, no se preocupe si hay gente que va más rápido, recuerde que esto no es una competencia y queremos llegar a arriba felices contentos.

Km 1 : Los Monos

Aquí ya uno entra en calor y uno procede a quitarse cualquier tipo de abrigo, ya posiblemente empiezan las primeras gotas de sudor a bajar por la frente y el camino continúa siendo entre fincas, además tiende tener barro en invierno ya que el sendero se convierte en un río cuando cae baldazo.

Km 2 : Fila el Cementerio de la Máquina

Esta sección es chiva porque es medio plano (comparado a los kms anteriores obvio) uno comienza a caminar por el filo de la montaña, de un lado tiene potreros con vacas y del otro árboles de ciprés mezclados con bosque que dan a una reserva privada. Así que tome agua, coma algo (sin enfriarse) y agarre aire/fuerza porque se viene un km más con cuesta vacilona luego de que suba un montón de gradas hechas de tronquitos.

Km 3 : El Jilguero

Este kilómetro es bajo la sombra del bosque, es bastante húmedo y lleva el nombre de un pájaro que es común en la zona que suena como un silvido de homosapiens. Aquí es cuando ya uno se siente realmente en un lugar salvaje, aún así el sendero sigue estando entre fincas privadas pero que ya son parte del área protegida.

Km 4 : El Quetzal

Aunque ya uno lleva más de hora y media volando pata, es hasta este momento que uno se topa con un letrero gigante que dice LÍMITE PARQUE NACIONAL CHIRRIPÓ… esto tiene una vaina loca que llena de energía el cuerpo para tirarse un trago de agua con snack y seguir caminando. (no vimos ni medio Quetzal)

Km 5 : Los Robles

Aquí uno pasa de sendero arcilloso a un tipo de suelo más rocoso, rodeado de un bosque húmedo de robles típicos de la altura. Aquí hay que tener cuidado con joderse un tobillo ya que hay partes resbalosas, y es común que se encuentre también el camino hecho leña por los caballos que suben los chunches.

Km 6 : El Rualdo

En esta sección las cuestas nos sacan la lengua, y el cuerpo comienza a pedir un snack decente, además ya posiblemente lleven más de 2:30 de estar caminando…. lo bueno es que luego de una cuestota uno se topa con una mesita de picnic que dice “Chespiritos”… esto marca el comienzo de 1 kilómetro delicioso, plano y bonito que termina en el puesto de cafecito y comida que está justo a medio camino :).

Km 7 : Llano Bonito

El más lindo… Llano bonito para mi comienza desde el kilómetro anterior, es de los recorridos más tuanis en el camino a la Base Crestones… Además está la soda/pulpería que tiene un deck con mesitas para hacer la parada técnica para comer algo, ir al baño y rellenar las botellas con agua. ***trate de no parar más de 5 minutos, porque si se enfría le va costar comenzar***

Km 8 : Cuesta del Agua

Para mi es de las más duras ya que de fijo uno viene medio frío del km anterior. Esta subida tiene una pendiente constante que no deja que el cuerpo descanse ni 1 metro. Entonces recomiendo que lo tome a su ritmo, deténgase a tomar aire todas las veces que necesite y disfrute de las vistas que con suerte tenga a mano izquierda el Cerro Urán.

Km 9 : Barbas de Viejo

Este km lleva este nombre debido a los musgos que crecen de los árboles, aquí es donde más pajaritos aparecen. La pendiente es un poco menos parada que la cuesta del agua y el clima es más fresco por la altura.

Km 10 : Las Cañuelas

El bosque cambia, la vegetación se empieza a ver más pequeña y aparecen los primeros rayos de sol directo. También cambian los musgos por un tipo de caña pequeña que llena el sendero de hojas como de bambú que en cuestión de 400 metros desaparecen para dar paso a un rótulo super importante en el recorrido llamado Monte sin Fé.

Km 11 : Los Quemados

Lleva este nombre ya que todos los árboles están quemados por un incendio forestal hace muchos años, de igual manera es chiva ver cómo la naturaleza ha logrado salir adelante y convierte a este trayecto en un jardín de arbustos floreados super bonitos.

Km 12 : El Jardín

Desde aquí si está despejado se puede ver todo el recorrido del sendero hasta la cuesta de los arrepentidos. Lo otro tuanis es que si van entre setiembre-octubre-noviembre van topar con todo esto floreadititico.

Km 13 : Cuesta de los Arrepentidos

La famosísima y temida Cuesta de Los Arrepentidos… pues imaginense que vienen por una montaña rusa donde van a paso rápido, suben y bajan relajados con buen impulso que hasta pueden hablar paja… hasta que de pronto viene la parte en la que se detiene y comienza a subir lentisimo una cuestota de clac-clac-clac-clac y nos saca lo último de energía que nos queda. Es bien dura, pero al mismo tiempo emocionante, pues se sabe que es la última y lo que viene después es un plano bajo la sombra que lleva al zarpe del recorrido.

Km 14 : El Último Paso

Aquí cuando ya estamos medio muertos de pronto aparece un rótulo que dice “Aunque los pasos se vuelven lentos y la energía se convierte en fatiga, quedará siempre por dentro el instinto primitivo, la fuerza de voluntad”. Aquí tomamos el último impulso que llega la vista más increíble que existe… Los Crestones con un rótulo que dice “Bienvenidos Albergue Crestones”. La emoción de llegar acá quita cualquier cansancio, y nos llena de una energía positiva dificil de explicar, así que de fijo uno hace una mini parada para celebrar y luego continuar hasta el albergue.

Llegada al Albergue Crestones

Cuando uno llega suceden 2 cosas, la primera huele a comida y la segunda… uno es recibido por el staff del albergue para pedir identificación, pulsera y tiquetes de entrada al parque con sus respectivos tiquetitos de comida. Uno entrega eso y luego se viene lo más esperado del día… la comida caliente y deliciosa. El menú fue fuerte casado con pollo, picadillo, maduro y ensalada de chupase los dedos.

Una vez con el tanque lleno subimos al cuarto donde nos llevaron también las maletas que pagamos a subir y nos hicimos un baño sancarleño (es buenísimo para las piernas). Después descansamos un toque como hasta las 4 pm que decidí irme con Glori a ver el atardecer al Cerro Ventisqueros.

Cerro Ventisqueros

Para ir acá nos llevamos solamente un abrigo liviano, jacket corta viento, foco de cabeza, cámara, gorro, guantes y ganas de subir descuechados. Este cerro está a tan solo 3 kms, es un trayecto corto y bello…. digamos que se sufre pero se goza porque cada vez que uno frena a respirar se puede mirar atrás y ver los Crestones completos con el Cerro Terbi a la izquierda.

La subida pasa de ser vertical a una subida constante no tan empinada hasta que de pronto uno logra ver el horizonte con el sol sobre las nubes y a lado derecho aparece a la vista el famosísimo Cerro Chirripó, el cucurucho de Costa Rica.

De estar tomando tanta foto para atrás nos agarró la noche y no llegamos a la cima de Ventisqueros, pero lo que importa realmente es el camino y disfrutarlo así que la misión estuvo satisfactoria…. Después de enfriarnos y terminar temblando del frijol, decidimos encender el foco de jupa y bajar hasta el albergue de nuevo para cenar una deliciosa olla de carne mieo.

Día 2 – Amanecer Cerro Chirripó

Nos alistamos para salir a las 3 am, ya que se duran casi 2 horas llegando a la cima. Lo que echamos al bulto fue abrigo, jacket fleece + corta viento, foco de cabeza, guantes, gorro, bloqueador, chapstick y de comer nos llevamos el desayuno+merienda del albergue, además de comida energética + mínimo 1 litro de hidratación.

La caminata es llevadera hasta llegar al letrero del Valle de los Conejos, el sendero va al lado del río que atraviesa el valle. Si tienen suerte podrán ver el cielo más estrellado y perfecto del mundo mundial, puede que pierdan la cuenta de las estrellas fugaces. Hay algunas secciones de piedra que pueden confundir, pero siempre hay que ir pendiente en los montículos de piedra colocados para ubicarse.

Cuando se llega a esa intersección del valle de los conejos hay que doblar a la izquierda para ir hacia la cima, de aquí en adelante el terreno comienza a cambiar lentamente de planito a cuestón. Mientras más se acerca uno a la cima, más emocionante es, pues uno logra ver las luces de los focos de las personas subiendo hacia la cima, y esto produce un cosquilleo tremendo en la panza que da energía para seguir hasta la base del pico.

De la base al cucurucho se puede durar fácil media hora, por la falta de aire e inclinación del camino. Uno da 10 pasos y tiene que parar a respirar profundo por unos cuantos segundos. No es fácil, pero ya con todo lo que hemos caminado para llegar acá, no hay como echar para atrás. En los últimos 100 metros hay que usar las manos para escalar, pero insisto, hay un instinto vikingo que lo lleva a uno a subir ese último pedazo con fuerza para conquistar la cima.

El momento de llegar a la cima es inexplicable, pienso que hay que vivirlo, aunque le cuenten es difícil describir la combinación de emociones. En la cima uno se encuentra con muchísima gente con energía chiva, alientan a todos los conocidos y desconocidos. Poco a poco comienza a salir el sol en el atlántico justo detrás del rótulo de la cima, mientras tanto el viento mueve con fuerza una bandera de Costa Rica que nos hace sentir realmente orgullosos de vivir acá.

Esto de ver el amanecer en la cima va más allá de solo llegar y hacer un check en una lista, esto es un reto para el cuerpo y la mente, nos demuestra de lo que somos capaces y que todo esfuerzo en la vida tiene su recompensa. Sale el sol y nos calienta, empieza a descubrir como un telón las montañas, los lagos, los valles y se ve la sombra del cerro con una silueta perfecta hacia Ventisqueros, es un verdadero espectáculo así que tómese su tiempo y guarde en su corazón este momento épico.

Luego de pasar acá tamaño rato (casi 2 horas) decidimos bajar hacia el Valle de los Conejos, no sin antes parar a hacer una mini siesta/picnic en las piedras que se encuentran como balcones hacia el valle. También acá pienso que es una parada obligatoria para tomar fotos y respirar profundo.

Cerro Terbi

Nosotros después atravesar el Valle de Los Conejos continuamos hacia la montaña de el frente llamada Cerro Terbi, mucha gente se devuelve a dormir al albergue, o a desayunar… nosotros íbamos preparados con suficiente comida para continuar caminando relajados hasta la hora del almuerzo. Entonces después de rellenar agua en la bajada hacia el Valle de los Conejos, pasamos por el rótulo que vimos en la madrugada y sin desviarnos le dimos directo hacia Terbi.

En el sendero pasa un puente, y a partir de ese punto la pendiente comienza a incrementar poco a poco hasta convertirse en una pared, duramos casi 1 hora subiendo. Las nubes comenzaron a subir y esto nos tenía acongojados por no saber cómo iba estar el clima arriba. En los ultimos 300 metros se sufre hasta llegar a subir entre 2 piedras monstruosas que al llegar arriba es una cosa tremenda, un paisaje de piedras rajado con árboles pequeños, el sol salió como por arte de magia por lo que nos pusimos bloqueador solar (necesario). Aquí estuvimos como media hora sobre las piedras, tomamos fotos y recorrimos las piedras como un parque de diversiones. Las vistas desde el Cerro Terbi son realmente increíbles, en lo personal es mi lugar preferido para estar durante el día.

Crestones

Después seguimos por la cima de las montañas de piedras para llegar a Crestones. Este sendero es de lo más tuanis porque uno tiene unas vistas que no ve en ninguna otra parte del Parque Nacional, es requete entretenido de caminar acá, y el trayecto es bastante corto.

Cuando se llega al rótulo de Crestones hay que irse a la parte trasera para poder subir a la parte alta y para así lograr apreciar desde lo más alto estas formaciones rocosas únicas y si está despejado pueden lograr ver en la parte de abajo el albergue completico.

En la parte alta de la piedra estuvimos una rato (como 20min) y luego nos pusimos a bajar hacia el albergue para almorzar. La bajada es un poco tediosa, así que pongan atencion a las flechas y los montículos de piedra. Otra manera (funciona si no ha llovido) es ver el color de la piedra, y donde se encuentra gastada es el sendero. Duramos poco más de media hora bajando, y cuando llegamos al albergue comimos sabroso casado de nuevo para luego dormir y vegetar el resto de la tarde.

Día 3 – De vuelta a la civilización

Este día lo tomamos más tranquilos, nos levantamos tarde tipo 5:30 (comparado a otros días) y nos alistamos para dejar las maletas que se llevarían los arrieros abajo. Desayunamos un delicioso pinto con huevo y después de unas fotos de despedida nos pusimos a bajar esos 14.5 kms. Duramos 4 horas en bajar hasta llegar al Hotel Urán, donde sacamos la ropa del carro para bañarnos y luego comernos alguito.

*****¡BONUS!****

#1 Para Vikingos con ganas de más: Hay una cueva (antiguo refugio) en la parte de abajo de la Cuesta de los Arrepentidos, ahí uno puede subir por un medio sendero como 50 metros hasta llegar a la cueva

#2 Las hamburguesas de Hotel Urán son rajadas… la tejana estaba épica, son hechas con torta de carne casera mieo y ½.

Favorito Del Mes