Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type


La aventura no esta solo en tierra firme, por eso Tavo y yo, los machos alfa de QueBuenLugar, decidimos ir a el Playas del Coco en Guana para hacer un curso intensivo para poder explorar el mundo submarino.

¿Cómo llegar?
Hotel y Villas Nacazcol con Waze

Costo:
$400 PADI OPEN WATER en Playas del Coco

Incluye: Curso Licencia Open Water PADI + 2 Hospedaje

Contacto:
El Refugio Nacazcol Ecotours
Teléfono de Chu: 8884 3161
elrefugiotours@gmail.com

¿Qué llevar? Trajes de baño, paño, bloqueador solar, repelente, anteojos de sol, botella de agua, DryBag y excelente actitud.

En nuestro trip al rafting del Rio Cucaracho conocimos a Chu, el es toda en buceo y opera El Refugio Nacazcol EcoTours quienes nos proporcionarían el entrenamiento respectivo para obtener la licencia de Open Water.

Llegamos el viernes en la noche Villas Nacazcol, para repasar el libro de Padi, y en la mañana del día siguiente nos encontramos en la piscina con Frenchie el instructor de buceo. Ahí terminamos de aprender lo que nos hacia falta de un modo práctico y nos tiramos al agua. Luego de unos cuantos ejercicios ya nos habíamos volado el tanque entonces nos fuimos a almorzar.

Luego de comer quedamos de vernos en la playa para embarcarnos (encaramarnos en un barco) donde iríamos a unos puntos de buceo cerquitica del coco. Luego como de 10 minutos en lancha llegamos a la isla donde nos pusimos los chunches para apearnos y poner en practica lo aprendido durante la mañana.

Definitivamente la primera inmersión no fue sencilla, pero siguiendo los pasos aprendidos y teniendo calma la situación se llega dominar. Cuando se llega a controlar la flotabilidad esto se transforma en una carajada mística que es lo más parecido a volar entre los arrecifes, chivísima…

Llegó el domingo y nos quedaban dos inmersiones más durante la mañana. Este segundo día visitamos dos puntos más chivas, y aunque estábamos todavía practicando pudimos bajar a un barco hundido, ver un tiburón punta blanca, varios bancos de peces y arrecifes súper fotogénicos que hicieron el buceo todavía más emocionante.

Luego de la experiencia en este mundo acuático uno queda como loco, creo que nos hemos creado una nueva adicción, no hay duda que todos deberían atreverse a descubrir un poco más de lo que hay bajo el agua. Y es que cuando uno creía que había vivido algo fascinante llega otra experiencia como ésta, y nos abre un cañazo de aventuras en este viaje que llamamos vida.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

});