Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type


Este lugar queda ahí nomasito y es increíble, a pesar que por tantos años pasamos por esta calle(antes de que existiera la 27), jamás esperábamos que hubiera algo rajado desviándose para arriba a la mitad del aguacate.

Minas del Aguacate
San Mateo – Alajuela

¿Cómo llegar?
Con Waze

Vehículo: Todo vehículo llega.

¿Qué llevar?Traje de baño, paño, repelente, bloqueador solar, comida para compartir, foco por si quieren aventurarse a la mina, y mucha actitud.

¿Comida?
Snacks para el camino y más de una botella de hidratante.

Costo: Gratis

Tiempo: Libre

Dificultad: Baja

Recomendaciones:
No dejar nada de valor en el carro, preferiblemente ir sábado y tempranito.

Resulta que nos fuimos a este lugar del cual mucho habíamos oído hablar, hace un par de meses habíamos tratado de llegarle, pero terminamos perdidos por Turrubares. Entonces en esta nos fuimos con un compa Marlon, el nos contó que iba ahí cuando era pequeño y ni para que… lo seguimos.

Para llegar es facilísimo, cuando va bajando del aguacate, a medio palo hay una parte plana con par de cantinas, una de esas se llama “El Minero”, ahí es donde se dobla para arriba siguiendo hasta llegar al puente donde se deja el carro.

Una vez que nos bajamos del carro nos metimos por un portón rojo y empezamos a subir. El trayecto no es largo, no más de 400m. Desde el camino se pueden ver las cascadas que caen en las pozas. Si uno sigue caminando para arriba se encuentra una mina de roca sólida toda tenebrosa. Esta mina se llama La Unión, y al parecer es viejísima de cuando estaba la fiebre del oro hace más de 150 años.

Aquí uno se puede echar en 2 lugares principalmente, la poza de arriba y la del medio. La de arriba había menos gente y tiene un tobogán de agua natural súper chiva. El agua es cristalina, deliciosa y fresquita apenas para el calor de la zona. Aquí los más caballos se mandan de clavado, nosotros de bomba o por el tobogán… ya que queremos seguir paseando ilesos.

Para variar, como ya todos los que leen esto saben… nos dio hambre y eso marcó nuestra huida a comer pupusas de camino a Atenas.

Favorito Del Mes

Auto Mercado