Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type


Este lugar está de las nubes para arriba y su bosque nos volvió locos… Puede que por esa misma razón tiene ese nombre el cual define a sus pobladores, quienes son sus guardianes, guías y anfitriones.

¿Cómo llegar?
Con Waze
Tiene que subir de Coronado hacia Las Nubes 18kms, hasta llegar a una cabaña de madera que dice Locos por el Bosque.

Vehículo: Carro alto (los automóviles pueden parquear en la escuelita y caminan desde ahí)

Parqueo: Al lado de la calle

Distancia: 7 km (tiempo 3:20) en total.

Dificultad: Media

¿Qué llevar? Ropa cómoda para caminar, snacks e hidratación para unas 3 horas de caminata, abrigo, jacket impermeable o poncho y excelente actitud.

Mascotas:

Camping: Se puede coordinar para dormir dentro de la cabaña.

Contacto:
tel: 4080-3210 / 8361-6292 Whatsapp
Operan cualquier día de la semana con un mínimo de 5 personas.

Costo: ¢3000 por persona

Para este trip quedamos de vernos a las 8:00 con los guías, y no calculamos bien el tiempo y llegamos a la hora tica… pero la cosa es que queda a tan sólo 1 hora de San Isidro de Coronado.

Cuando llegamos nos recibió un chavalo todo tuanis y nos dio un mapa del sitio con una breve explicación de la ruta. Fue entonces que nos fuimos caminando hasta la entrada del sendero por una calle en muy mal estado (legítima calle de carros que les gusta batir barro).

Cuando llegamos a la entrada del sendero nos recibió Randall, él es otro del staff de Locos por el Bosque, y nos dijo que primero siguieramos las cintas anaranjadas para llegar al río, y las rosadas para el mirador.

El camino en muy buen estado se adentra en la montaña, un bosque húmedo típico del caribe, luego de serpentear en la jungla llega a una bajadota de gradas (las cuales hay que subir luego) hasta llegar a el río Cajón. Este río es amarillo intenso debido a los minerales de origen volcánico, es bastante frío (no nos metimos) y rodeado de un bosquesote súper tuanis.

Luego de acá subimos el reguero de gradas, que por alguna extraña razón no fue tan terrible como pensamos… y continuamos hacía el mirador. El mirador está como a 15 minutos de las gradas matadoras, y el camino es tuanis sin mucha subida ni bajada. Desde el mirador se logra ver hacia la derecha una cataratota clavada en la montaña, ahí desde ese balcón natural es el momento ideal para respirar, apreciar y disfrutar la naturaleza que nos rodea.

Una vez comido y recuperado, junte sus chunches y se devuelve, ya que le queda la mitad del camino de vuelta…

FECHA DEL PASEO – Julio 2016

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

});