Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para San Vito para conocer el Jardín botánico más importante de centroamérica! Se trata del Jardín Botánico Wilson en la estación biológica Las Cruces, un lugar increíble que nos dejó boquiabiertos de tanta belleza.

¿Cómo llegar?
Se agarra hacia San Vito, ya sea por la Costanera Sur o por el Cerro de la Muerte… Nosotros nos fuimos por La Ruta 27 y luego Costanera, a la vuelta decidimos tomar el Cerro de la Muerte para disfrutar aún más la ruta.

Waze: https://waze.com/ul/hd1t1bprdv

Distancia: Libre

Dificultad: Moderado – Fácil

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa cómoda, repelente, jacket impermeable, abrigo, snacks, botella reutilizable,

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Contacto: 2773-4004
https://www.facebook.com/LasCrucesBiologicalStationandWilsonBotanicalGarden/

Costo:
Hospedaje $64 por persona (incluye alimentación y guía)
Sólo comida $12
Tour Guiado $28 (3 horas)

Para llegar a San Vito se duran en promedio 5 horas y el viaje se hace corto si van con buena compañía, nosotros salimos en la tarde de un viernes y duramos 6 horas parando a comer en Quepos… al final llegamos a las 11 de la noche y topamos con unas habitaciones lindísimas perfectas para descansar luego de tremenda manejada.

Al día siguiente despertamos con el sonido de miles de aves en un lugar simplemente perfecto. Cómo eran las 5 am aprovechamos para ir a ver el amanecer desde una torre de avistamiento que se encuentra a 10 minutos caminando.

Aquí llegamos con nuestro guía Yeisson, este mae es lo máximo viendo cuanto bicho hay en el bosque y además nos enteramos que el mismo fue el guía de Glori en Corcovado hace más de 10 años (según cuenta Glori él evitó que se la comieran unos tiburones en el mar).

Desde la torre vimos demasiadas aves (en serio demasiadas), también tuvimos la suerte de poder ver la cordillera de Talamanca despejada con los Cerros Chirripó y Kamuk. La torre es de 15 metros de altura y nos eleva sobre la copa de los árboles, es un lugar perfecto para tomar fotos y chillear.

Luego de aquí nos fuimos a desayunar al comedor el cual tiene afuera un balcón súper lindo que no dan ganas de irse, pero nos levantamos para hacer una caminata por los senderos del lugar.

Aquí hay más de 25 km de senderos para volar caminar y disfrutar, nosotros hicimos uno circular como de 6 kms, pasando por ríos en un bosque bastante denso, con gran variedad de flora y fauna que vimos gracias a nuestro guía.

Luego de caminar toda la mañana nos devolvimos para almorzar, además llegamos justo a tiempo, antes de comenzar el baldazo.

Cuando bajó un poco el agua seguimos aprovechando la tarde así que fuimos con Yeisson a recorrer el jardín que rodea la casa Wilson. Este jardín tiene una de las colecciones de plantas más abundantes de centroamérica, entre ellas vimos heliconias y bambúes gigantes, palmeras, cactus y un montón más.

Luego de recorrer el jardín nos fuimos a hacer siesta para agarrar fuerza… lastimosamente la lluvia no cedió y nos cancelaron el tour nocturno de ranas. Entonces continuamos hibernando hasta el día siguiente que nos devolvimos a San José por el Cerro de la Muerte.

*FECHA PASEO: Octubre 2019

Favorito Del Mes