Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos a acampar a un pueblo soñado, ubicado en medio del Cerro de la Muerte. Este lugar cuenta con un laguito chivísima rodeado de senderos y lugares ideales para hacer picnic junto a compas y familia.

¿Cómo llegar?
Se agarra hacia Cartaguito y hay que seguir hacia el Cerro de La Muerte (Interamericana Sur) por unos 45 minutos hasta ver un letrero que dice La Lucha , San Cristobal entonces se dobla a la derecha y se llega hasta la entrada con una aguja donde es la La Lucha.

Distancia: 400m

Dificultad: Fácil

Accesibilidad: Accesible con ayuda

¿Qué llevar?Ropa cálida, sueter, corta viento, tenis de trail o botas, bloqueador solar, carajadas pal picnic, y comida para compartir.

Vehículo: 4×4 preferiblemente

Parqueo: Si

Mascotas:

Camping:

Contacto: Tel:2544-1410 (ext. 215)

Costo:
₡2.000 por persona
Entrada ₡4.000 por persona Camping

La vara es que yo quería estrenar mi tienda de acampar de techo TJM y Glori y el novio también querían acampar… entonces nos fuimos a finca La Lucha que un amigo me había recomendado. Era sábado en la tarde cuando armamos el plan, entonces agarré el violín, sleepings, cocinita de gas y utensilios mínimos y nos dejamos ir para allá tipo 6:00 pm.
Cuando nos desviamos hacia La Lucha estaba el tiempo ventosísimo y neblina cerrada, luego de bajar hacia el pueblo dejó de llover y el clima cambió totalmente (para bien). Hicimos una parada técnica en la cantina cerca de la entrada de la lucha para comernos una boquita y nos fuimos para la caseta de la entrada de la finca. Aquí un señor nos preguntó para donde íbamos y nos dijo cómo llegar al restaurante de la finca donde se paga la entrada.
De noche no se veía gran cosa, pero de lo poquito que vimos bajando la finca pa’dentro es que es como un pueblito con casitas todas lindas, además muchos árboles como de ciprés. Pagamos la entrada en el restaurante (que nos dimos cuenta que venden de todo, a excelente precio y además cierran tarde) y nos fuimos por la calle de lastre que sube al área de camping.
Luego que la cuesta se terminó, nos dimos cuenta que habíamos llegado al lugar para acampar, y teníamos justo en frente el laguito de la finca… Entonces buscamos un spot planito cerca del agua y con fuerte foco de jupa levantamos la tienda en menos de 10 minutos, luego Glori se subió para ordenar los sleepings de los 3, almohadas y la camita de #PrusiaPatasBlancas.
Como no había más que hacer, nos tiramos un vinito y luego subimos a dormir. Durante la noche llovió un toque, pero no paso ningún imprevisto hasta que llegaron a ser casi las 6 am que Prusia nos despertó ya que necesitaba orinar, entonces bajé y me enteré que dormimos en el mejor lugar de toda la finca (digo yo) a pocos metros del lago. Desperté a Glori para que viera el chuzo de laguito entre arbolotes… este lugar parece que está inspirado en una pintura de Bob Ross.
Tomamos fotos del amanecer y luego me puse a hacer cafecito y chocolatico caliente para calentar el cuerpo y después Glori se lució cocinando huevos con hojas de algo y se jaló unos sanguches épicos para arrancar el día como se debe. Luego de comer bien recogimos las cosas para ir a topar a Tavo y su titi, el dejó el carro abajo (pa’ no maltratarlo) y volvimos al lago.
De vuelta en el laguito hicimos el recorrido por el sendero, corrimos con los perros, nos montamos en unas pangas que están en el lago y la pasamos bomba. Después bajamos al al rancho donde tavo dejó el carro para almorzar sanguches sabrosos de atún.
La finca La Lucha es súper tuanis por demasiadas razones, no queda lejos, es seguro, tiene un paisaje único, se pueden hacer muchísimas cosas y es genial para pasar un rato entre compas y familia.

FECHA DE PASEO: DICIEMBRE 2017

Favorito Del Mes