Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para una finca chivísima despuesito de San Ramón con una catarata riquísima, además tiene un montón de kilómetros de senderos para caminar y disfrutar.

¿Cómo llegar?
Hay que agarrar por la Ruta 1 y pasar por Grecia, Palmares y San Ramón… desde la entrada de San Ramón son 13.5 kms hasta desviarse a la derecha que dice Finca San Gerardo.

Waze: https://waze.to/lr/hd1gch5pc5

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Horario: Sábados y Domingos de 7:00am – 5:00pm. Entre semana puede llamar para coordinar.

Contacto:
8849-4370

Costo: ¢4000

¿Qué llevar? Ropa cómoda y fresca para caminar, tenis de trail, paño, traje de baño, repelente, bloqueador solar, gorra, ropa para cambiarse lueguito y excelente actitud.

Distancia: 7km

Dificultad: Moderada

Accesibilidad: No es accesible

Salimos como a las 8 am de mi casa, duramos un poquito más de 1 hora llegando (pasamos a la bomba y al súper de camino). Luego seguimos hasta llegar al portón blanco donde empezamos a bajar por un camino de lastre y llegamos a la casa donde está el parqueo.

Una vez ahí nos bajamos a alistar las cosas y luego de un rato llegó el mae de la finca para explicarnos los senderos con sus respectivas distancias…. luego nos acompañó por el sendero que lleva a la catarata de la finca.

El sendero hacia la catarata es corto, no duramos ni media hora a paso relajado, comienza bajo la sombra de los árboles y después de un rato se pasa por unos potreros con unos árboles de guanacaste gigantes donde no dudamos en tomar fotos para luego adentrarnos en el bosque que ya estaba cerquitica de la catarata.

El sonido del agua nos anunció la llegada a la catarata, y luego la vimos desde lo alto de donde viene el sendero. Para llegar tuvimos que bajar una cuesta un toque empinada pero nada del otro mundo. Luego de bajar NOS quitamos las cosas de encima para así disfrutar de tremenda poza. La catarata está protegida por grandes árboles y está compuesta en su mayoría de piedras grandes, el agua tiene una temperatura ni tintin ni tantán apenas para quedarse buen rato y la caída es como de 20 m de altura.

Luego de comernos alguito en la catarata, recogimos las cosas y nos fuimos por otro sendero para así dar la vuelta completa. El sendero que agarramos bajaba por un potrero empinado hasta llegar a un árbol super grande que tenía semejante hueco en el cual nos podíamos meter y ver hacía arriba los murciélagos residentes dentro de él.

De aquí seguimos al lado del río un montón hasta que la subida se puso interesante en medio del estruendo de los rayos de la tormenta que estaba básicamente a la vuelta de la esquina. Aún así caminamos sin detenernos mientras Tavo comenzó a cantar su cántico de “San Isidro Labrador, quita el agua y pon el sol”… y aunq no lo crean sobrevivimos al agua. Terminamos el sendero de la vuelta completa (como 8 kms) y no nos cayó ni media gota de agua… así que una vez confirmamos que Tavo y San Isidro tienen una buena relación que detiene hasta la peor tormenta.

Cuando terminamos la caminata y nos cambiamos para montarnos al carro comenzó a caer la lluvia, y fue la señal para despedirnos de este chuzo de finca que está apenas para entrenar y disfrutar.

Favorito Del Mes

Auto Mercado