Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos a re-descubrir “El Puerto” como le decimos de cariño… una ciudad riquísima en cultura, historia, naturaleza y comida que nos hace hasta babear.

¿Cómo llegar?
Se toma la ruta 27 hacia Caldera y luego hay que desviarse hacia Puntarenas por unos 15 minutos más hasta llegar.

Waze:
Marisquería el puerto https://waze.com/ul/hd1g8v8u5p
Salida tour Kayak: https://waze.com/ul/hd1g8v0q5t
Minisuper la Playa: https://waze.com/ul/hd1g8trce4
Salida City tour: https://waze.com/ul/hd1g8v853h

Distancia: 2km ida (Kayak)

Dificultad:
– Kayak: Moderado
– City tour: Fácil

Accesibilidad: si

¿Qué llevar?
Ropa fresca, tenis, chancletas, paño, anteojos oscuros, repelente, bloqueador solar, ropa de cambio, hidratación y cosas de picar.

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: Si

Camping: No

Contacto:
Kavela Tours
Tel. 8992-3034 kavelasmanager@gmail.com
www.kavelastours.weebly.com
Súper La Playa
Tel. 2661-0100 Facebook: Mini Super y Licorera La Playa
Marisquería el Puerto
Tel. 8817-5711 Facebook: Marisquería El Puerto
City Tour: 2661-2980 catup.director@gmail.com www.catupcr.com

Costo: El costo del tour de Kayak varía de acuerdo a la época.

Salimos tempranito por la Ruta 27 y directo al puritico Puerto, lo primero que hicimos fue pasar comprar cosas de picar y de tomar al súper La Playa para matar el hambre y prepararnos para la remada con pancita llena corazón contento, así que una vez listos nos fuimos para el muelle por el Faro para hacer la primera actividad del día que era un tour en kayak.

El ride en Kayak lo hicimos con Kavela Tours, fue chívísima, no sabíamos ni que esperar ni para donde íbamos pero como siempre nos fuimos con la mejor actitud. La remada estuvo un toquesillo duro porque era contra corriente y fuerons 2 km que se hicieron larguillos, así que después de como 1 hora de remar llegamos al pueblo La Islita… un pueblo típico pesquero, aquí nos topamos con casitas super humildes levantadas sobre pilotes y escuelita para los poco menos de 20 chiquillos que habitan aquí. Aquí la gente a pesar de ser sencilla son bien empunchados y se dedican a la pesca artesanal.

El profesor de la escuela junto con nuestro guía nos hicieron un tour por la isla a pata, y en todo momento fuimos acompañados por los niños quienes no pararon de jugar y disfrutar con nosotros la visita.Impresionante la agilidad de estos chiquitos para trepar árboles, caminar de “4 patas”, dar volteretas etc. Se nota lo que disfrutan del juego al aire libre. La visita es muy interesante ya que es un pueblo humilde con muchas necesidades pero con una vibra lindísima.

Luego nos volvimos a montar en los kayaks para continuar el tour por los canales del manglar del puerto. Es increíble que así tan cerca de Puntarenas existan lugares así de salvajes, jamás esperamos tanta naturaleza así cerquísima.

Cuando veníamos de vuelta, de regreso nos montamos en la lancha porque nos había agarrado tarde y ya la tripa comenzaba avisarnos que había que comer alguito, entonces nos fuimos a comer a una de las mejores recomendaciones que nos han dado, a un costado del mercado central de Puntarenas, Marisquería El Puerto CC. Donde Elmer, donde nos recibieron con una mariscada saca-babas, increíblemente rica y mientras tanto nos preparaban en nuestras narices un cevichito de pescado, de verdad nos lo filetearon, picaron los olores y nos lo mezclaron ahí mismo. ¡El mejor ceviche de la vida! acompañados de unos patacones im-pre-sio-nan-tes. ¡VAYAN!

Una vez con la panza llena y el corazón más contento continuamos con un City Tour: Cuentos de un Puerto, aquí quedamos sorprendidos de la cantidad de historia y cultura de la ciudad… aprendimos de las edificaciones como la iglesia (que es de piedra!) y esculturas que están a lo largo paseo de los turistas, los parques alrededor de la ciudad y un montón de cosas que ni sabíamos, ni sabíamos que existían, conocimos un lado del puerto que le da un valor especial.

Para cerrar con broche de oro no nos podíamos marchar sin ir a comernos un delicioso churchill clásico de todo viaje a Puntarenas…

La cosa es que “El Puerto” como le decimos de cariño está lleno de secretos que realmente vale la pena descubrir, además se llega en 2 toque, se come rico y se pueden hacer todo tipo de actividades: Aventura, cultural y gastronómica.

Fecha del paseo: Diciembre 2018

Favorito Del Mes