Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type


Este es un lugar chivísima, relativamente cerca de San José y con tres atractivos diferentes. Se puede llegar a un mirador sobre una roca (Cruz de Guatuso), caminar hasta una catarata, explorar una cueva o simplemente tirarse en un potrero a vegetar.

¿Cómo llegar?
De la escuela de Piedades de Puriscal a la izquierda y se baja como 1 km hasta el trapiche a mano derecha.
Con Waze

Vehículo: 4×4

¿Parqueo? En la calle de lastre (pueblo seguro, igual no dejar nada de valor)

Contacto:
Rodrigo Campos 8729-0775
La finca es privada, hay que llamar para que autoricen la entrada.

Mascotas:

¿Qué llevar? Ropa fresca y cómoda, bloqueador solar, repelente, gorra, traje de baño, 1 litro de hidratante y snacks para compartir.

Distancia&Dificultad:
1.5 km – Cruz de Guatuso (dificultad fácil)
2 km – Cueva pequeña de piedra (dificultad media)
4 km – Catarata con poza mística (dificultad alta)

Para llegar aquí se puede ir por Puriscal o por San Pedro de Turrubares (Ruta 27) y está tan sólo a hora y media. El lugar queda en un pueblo llamado Piedades de Puriscal, situado sobre las montañas en un terreno bastante quebrado. Escondido entre fincas hay unos lugares secretos que pocos conocen.

El primer atractivo al que cualquiera puede llegar es La Cruz, está a tan solo 1.5 km pasando por unos potreros con vacas totalmente inofensivas. Llegar no es difícil, igual cuando fuimos nos encontramos de camino un mae (Luis) súper tuanis vecino de ahí nos llevó hasta el lugar. De donde se llega en carro se cruzan un par de portillos de alambre de púas, siempre caminando al lado de una cerca, se pasa un árbol partido por un rayo y cuando menos se lo espera se ve el acantilado con una montaña de piedra de frente.

Una vez teniendo en cuenta el panorama completo del lugar, uno puede decidir que hace de la vida. Pues bajando la montaña hay otros atractivos más chivas y depende de que tan bien ande de condición para hacerlos todos (en guerra avisada no muere soldado).

lacruzdeguatusoQBL-25

La Cruz de Guatuso es de concreto, pequeña y puede pasar desapercibida fácilmente, pero es porque la estrella de rock es la piedra donde se encuentra y la vista del mar Pacífico entre las montañas.

Después de estar encaramados sobre la cruz bajamos un toque hasta toparnos un camino de lastre, luego buscamos la pequeña quebrada para así encontrar una cueva. Esta cueva es una masa de piedra gigante que funciona como un puente para el camino. Adentro no hace falta foquito, no es muy grande y tiene luz natural.

Luego de acá seguimos el camino de lastre cuesta abajo, a veces se confundía un toque con el charral, pero al final luego de 3 km cuesta abajo logramos llegar a la catarata. Ésta catarata es pequeña, bajo la sombra y con una poza sabrosona. Aunque íbamos de bajada, teníamos el calor suficiente para refrescarnos, la temperatura era perfecta y hasta había una liana para tirarnos al estilo tarzan swing.

Después del chapuzón hicimos fuerte picnic para cargar las pilas y poder subir el cuestón contra el tiempo ya que había fuerte posibilidad de baldazo.

Lo que sucede con este lugar es que está todo al revés a lo que acostumbramos. Aquí se empieza por la cima de la montaña con la cruz y la mejor vista. Luego se bajan unos 500m para llegar a una cueva. Después, si desea baja todavía más a la catarata que está al fondo del cañón. Básicamente uno baja un motón, se refresca en un paraíso y luego escupe un pulmón en tremendo cuestón de vuelta.

FECHA DEL PASEO – Junio 2016

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

Featured Section

});