Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos de nuevo por Cerro Dragón, esta vez con los ganadores del concurso de Sardimar a la Legua de los Naranjos para conquistar dos spots impresionantes que se pueden hacerlos juntos o separados, y lo mejor de todo es que son nuevos de paquete, como usted lo deseaba. Uno de ellos es un Cerro con vista rajada y la otra es una catarata con combo de 3 caídas de agua.

¿Cómo llegar?
Hay que irse como hacia Tarbaca, osea cruzar Desampa-Aserrí y continuar montaña arriba. Cuando se comienza a bajar hay que desviarse a la izquierda y bajar un montón, luego atravesar otra montaña hasta llegar a un pequeño poblado llamado La Legua de los Naranjo.

Con Waze

Distancia:
Cerro Ojo de Agua: 4km total
Catarata la Maravilla: 3.5km total

Dificultad: Moderada – Alta

Accesibilidad: No es accesible.

Vehículo: 4×4

Parqueo: Si

Mascotas: Si

Camping: Posible coordinar con Alex.

Contacto: Alex: 8460-3211 Por favor reservar con unos días de anticipación.

Costo: ¢18000 ambas actividades con merienda y almuerzo incluido. Cualquier cosa de sólo realizar una actividad pueden negociar con Alex.

¿Qué llevar?Ropa cómoda para caminar, tenis de trail, jacket corta-viento, pañito, gorra, fuerte hidratación, snacks energéticos y excelente actitud.

Salimos tempranísimo para toparnos con Alex en La Legua de los Naranjo, mismo pueblo y guía local con el que fuimos al emblemático y retador Cerro Dragón. El plan era hacer una caminata a una montaña para luego refrescarnos en un río… suena sencillo, pero terminó siendo épico.

Cuando llegamos nos recibieron con un gallito de papa y cafecito, luego terminamos de alistar los chunches para ir montaña arriba hacia nuestro primer destino llamado Cerro Ojo de Agua.

Cerro Ojo de Agua
Comenzamos el hiking por el mismo sendero que lleva a Cerro Dragón… (osea un poco muy empinado) primero entre casas y luego entre fincas. Poquito a poco nos íbamos adentrando en el bosque, cruzando pequeñas nacientes clásicas de la zona hasta llegar a una cerca la cual cruzamos para así llegar a un potrero chivísima con una montaña en el cerrito en el centro.
Este cerro al que llegamos en aproximadamente 1 hora le llaman Ojo de Agua debido a que de ahí provienen varias nacientes de agua, la vista es chivísima y está al pie del Cerro Dragón. Aquí nos detuvimos a descansar, apreciar la vistada y además hicimos un picnic de sanguchito, fruta y fresquito para cargar pilas.

Luego de unos 45 minutos en el potrero del Cerro Ojo de Agua… nos pusimos a bajar la montaña para volver al punto de salida… a la bajada no duramos ni media hora para volver para seguir a nuestra segunda aventura del día.

Catarata La Maravilla
Alex nuestro guía nos tenía un As bajo la manga, y nos llevó a refrescarnos a una finca a 20 minutos de su casa, no teníamos ni la menor idea del lugar donde terminaríamos pero si sabíamos que éste guía no nos iba a defraudar.

El recorrido en carro fue casi todo de bajada atravesando el pueblo sobre calle de lastre hasta llegar a unos cafetales donde dejamos el carro estacionado al lado de la calle. Nos apeamos del carro y comenzamos el recorrido de bajada por un camino dentro de la finca, seguimos bajando como por 15 minutos sin detenernos hasta lograr ver un poco de una catarata que se veía bien abajo. Seguimos bajando y vimos que esta misma catarata tenía otra caída de agua más! y todavía nos dijeron que había otra más abajo… ¡osea 3 en 1!

La última parte del sendero fue una pared casi vertical que había que agarrarse de un mecate para así lograr bajar ileso. La transición del potrero a la jungla se da en los últimos 100 metros, y se siente una humedad tremenda.

Una vez todos abajo fuimos al pie de la catarata para tomar fotos, videos y luego una leve chapoteada. La catarata tiene una caída como de 15 metros y cae desde una piedra monstruosa del tamaño de una montaña, todo esto está rodeado de un bosque secundario con mucha caña brava.

Cuando salimos del agua sacamos provecho a las piedras gigantes para achantarnos ahí y hacernos unos guches de atún con vista al río que viene de la catarata.

Al rato de estar ahí vegetando, el cielo se terminó de nublar y los truenos nos hicieron levantados de un solo para así volver hasta el lugar donde dejamos el carro… casi media hora de subida intensa y por último un cierre impresionante, el almuerzo en la casa de la Tía de Alex, aquí lo tratan a uno como parte de la familia y eso le da un toque todavía más chiva. Y de vuelta a San José!

Luego de otra aventura con Alex de la Legua de los Naranjos nos queda claro que pueblos y paisajes increíbles sobran, y que además está en nosotros seguir esa curiosidad que nos lleva a descubrirlas.

FECHA DEL PASEO – ABRIL 2017

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

Featured Section

});