Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type


Hacía rato que nos había llegado el chisme de una montaña mística de Tarbaca pa dentro. Lo que no sabíamos es que era tan tan chuzo ni que íbamos a conocer gente local tan tuanis y organizada.

¿Cómo llegar?
Con Waze

Vehículo:
4×4 por Aserrí
Automóvil por Acosta

¿Parqueo?

Contacto:
Alex: 8460-3211

Costo:¢15 000 por persona (desde 2 personas)
Incluye refrigerio, almuerzo, ingreso al cerro, guía local y parqueo.

Area de Camping
Sí, consultar antes.

Mascotas:No

¿Qué llevar? Ropa muy cómoda para caminar, camisa tipo Dryfit, bloqueador solar, gorra, 1,5 litros de hidratación, barras energéticas, frutas deshidratadas y snack preferido.

Distancia: 12,3 km en total.

Dificultad: Alta

Este día por más que corrimos llegamos un toque tarde para salir a caminar. Para llegar a este pequeño pueblo se puede ir por Aserrí o por Acosta. Nosotros nos fuimos por Aserrí (porque es más cerca), la calle tenía unas partes bien empinadas y se ocupa doble tracción ya que hay piedra suelta.

Nos encontramos en el puro centro de Las Leguas de Naranjo con el guía y local llamado Alex. Él nos tenía lista una lonchera de papel con una merienda completa. Mientras caminábamos nos contó que el está a cargo de una asociación de guías locales que buscan, a través de estas caminatas, llevar sustento a sus familias sin tener que buscar trabajos lejos de casa. Lo que nos pareció chivísima.

La caminata comienza en calle de lastre normal, luego el camino se hace más angosto, bonito y exigente hasta convertirse en un sendero. Este sendero va por el filo de la montaña entre potreros con vistas de 360 grados, hay muchas vacas y dependiendo de la época hay moras hasta para hacer piñata…

Luego de los potreros felices la cosa se pone un poco más intensa, la pendiente es una carajada bastante retadora, podría decir que es el mejor entrenamiento para los que se quieren preparar para subir el Chirripó. El sendero es lindísimo, se pasa por bosques de árboles de una altura infinita, en algunas partes tiene barro, arboles caídos atravesados y todo esto junto hace del camino una verdadera aventura (en el buen sentido).

Luego de unas 3 horas de caminar, llegamos al Cerro Dragón. El rótulo de la cima está metido dentro del bosque y para poder ver paisaje hay que caminar 15 metros más hasta un claro. Desde ahí se podía apreciar mucho mejor toda la vista, momento perfecto para sacar la merienda que nos había preparado Alex.

Terminamos de comer, y todavía nos faltaba una media hora más para llegar a la otra cima, La Espalda del Dragón. Según nos contó el baquiano, el cerro se llama así por unas formaciones rocosas que parecen escamas. La parte que caminamos hacia la segunda cima se quemó hace poco tiempo y actualmente se debe de estar recuperando con las lluvias de mayo. Es un poco triste ver que por descuido de algunos vecinos se pierdan bosques completos de los cuales mucha gente vive. Por dicha solo fue una pequeña parte.

En la cima de la otra montaña, el bosque cambia totalmente. La vegetación es mucho más baja, de hojas pequeñas y el suelo es de piedra solida. Nos trepamos en las piedras más grandes que encontramos y descansamos unos 10 minutos mientras tomábamos fotos legendarias del momento.

Ya de vuelta, no paramos ni pa agarrar impulso ya que íbamos de bajada… Cuando volvimos paramos en la casa de Alex, donde su esposa nos tenía preparado un delicioso casado justo y necesario para después de tal volada de pata. Al final nos sirvieron cafecito. Mientras hablábamos paja, nos contaron que tenían 600 gallinas pone huevos en el patio. Entonces, no pudimos evitar ir a ver el animalero para luego comprarle huevos caseros a Alex que de hecho estaban deli.

Nos hicimos un baño “A Gogó” (la carita si, y el culito no) y nos devolvimos a San José, comentando sobre la calidad de personas que hemos conocido en este viaje llamado Qué Buen Lugar.

Hay gente que hace su trabajo muy bien, pero hay otra gente fuera de serie como Alex y su familia que hace un excelente trabajo. Contagia su pasión y además impulsa a su comunidad a través de proyectos como Tours Cerro Dragón.

FECHA DEL PASEO – ABRIL 2016

Favorito Del Mes