Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Cerquitica de Jacó encontramos este paraíso de jungla, pozas y cataratas ideales para pasar un excelente fin de semana al aire libre

¿Cómo llegar?
Carretera costanera sur, sentido Orotina – Jacó, hay un rótulo a mano izquierda que dice Neofauna (antes del cruzar el puente que está antes de llegar a Jacó)… ahí se dobla a la izquierda y se continúa hasta que se termina la calle, luego de pasar ese lugar llamado Neofauna hay una bajada a mano izquierda que va hacia el río, si lo hace en carro 4×4 alto dele sin miedo empezando parece que no hay camino pero después de la primera curva se ve el camino. Si lo hace caminando dele río arriba.

Waze:
https://waze.com/ul/hd1eyfqw82

Distancia:
6km total si dejan el automóvil en la calle
3km total si avanzan en 4×4 por el río

Dificultad:
Moderado (si lo hacen hasta la catarata de arriba o la primera poza)
Difícil (si van subiendo por las piedras de cascada en cascada hasta llegar a la catarata más alta)

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar?
Ropa fresca, tenis de trail, traje de baño, paño, repelente, ropita seca para cambiarse, snacks para picar y excelente actitud.

Vehículo:
Automóvil si lo deja en la calle.
4×4 si quiere meterse por el río. (mejor alto para que no se golpee)

Parqueo: Se deja al lado de la calle.

Mascotas: No

Camping: No

Contacto: 83581399 Llamar a coordinar

Costo:
¢4000 nacionales
$10 extranjeros

Llegamos al lugar como a las 8 am, y manejamos río arriba hasta donde nos pareció un buen spot para dejar el carro…no es el final del camino pero ya el carro se podía golpear entonces lo dejamos como en un cruce, aquí alistamos los chuches y nos pusimos a caminar más rió arriba hacia la montaña hasta llegar al rótulo que dice Catarata Valle Encantado.

Justo en el portoncito comenzamos a caminar por unas gradas, pasamos otro portón más y continuamos por el sendero de la derecha para así llegar a la primera poza con cascada incluida, es medio pequeña pero lo bueno de este lugar es que uno se mete en la poza que quiera y hay como 8 o más. Nosotros decidimos seguir subiendo como hasta la cuarta poza y llegamos a una poza buenísima con catarata bien bonita incluida. El lugar es súper chiva con agua sabrosa rodeada de bosquecito con fuerte sombra, además según nos cuenta el propietario de la finca se mantiene con agua todo el año.

Aquí decidimos hacer la primer parada porque el calor estaba fuerte, así que obvio nos metimos y el agua estaba deliciosa, así que estuvimos buen rato chapoteando. Luego de hacer picnic en esa primera gran poza continuamos escalando por las piedras, aquí en esta parte ya no hay sendero, lo que encontramos son piedras y gradas de concreto pintadas de amarillo, así es como trepamos a todas las otras pozas y cataratas. En las secciones más difíciles encontramos mecates y hasta escaleras de tablas de madera para así llegar hasta la catarata más grande. En esta parte nos encontramos como 4 pozas más, bien lindas. Cuando el camino parece que se complica no lo duden sigan subiendo, da un poquillo de miedo pero no es tan difícil como parece. Nosotros nos dió un ataque de nervios pero por dicha llegó Tavo y se mandó valiente de primero y nos fuimos detrás y la verdad valió la pena.

Cuando llegamos a la parte más alta nos topamos con la catarata más alta del lugar y también con la poza grande… eso sí, igual de linda que la primera. Entonces aquí también nos metimos toditicos al agua para así disfrutar más del lugar.

Luego de bañarnos la tripa crujió y nos devolvimos por el sendero (sí chicos… hay un sendero que llega directo a la catarata de arriba sin escalar) para volver al carro y buscar almuerzo cerca de Herradura.

Fecha del paseo: Marzo 2019