Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos a descubrir unas cataratas rajado chivas, éstas están escondidas en Santa María de Dota… el camino para llegar allá es espectacular ya que se logra ver hasta el mar!

¿Cómo llegar?
Agarrar para el cerro de la muerte y desviarse a la derecha en el empalme donde está el primer Chespiritos, ahí se baja hasta llegar al centro de Santa Maria de Dota.

Waze: https://waze.to/lr/hd1sqcjpx4

Distancia: 3kms Total

Dificultad: Fácil – Media

Accesibilidad: No es accesible para todos

¿Qué llevar?Ropa cómoda, tenis de trail o botas de hiking, gorra, repelente***, bloqueador solar, jacket corta viento, traje de baño, paño, buena hidratación y comida pal picnic.

Vehículo: 4×4 para llegar hasta donde empieza la caminata.
Si tiene automóvil los encargados del tour pueden llevarlo en 4×4 hasta donde empieza la caminata por un costo.

Parqueo: En la calle (pero es bien seguro)

Mascotas: Si

Camping: Si

Contacto:
Daniela 8687-1970
Casa Parra 2541-1513
Hay que llamar a reservar con anticipación

Costo: ¢2000 de entrada.
¢20000 de Guía (obligatorio) Este monto se divide entre las personas que vayan.

Nos fuimos para Santa María de Dota a toparnos con Don Rafa, un señor aventurero emprendedor, que se dedica al desarrollo turístico de la zona. A Rafa lo topamos en el parque frente a la iglesia en un Land Cruiser de esos viejos chuzos que parecen un chapulín, de ahí en adelante nos fuimos detrás de él montaña arriba por una calle de lastre (que dicen que llega a Quepos).

El recorrido por ese camino de lastre es increíble, se puede ver con claridad la línea costera del Pacífico Central, lo que significa parada obligatoria para tirar metralleta de fotos. Luego se continúa un rato más hasta llegar al portón de la finca donde se baja por un camino bastante empinado (aquí sólo 4×4’s) hasta llegar al lugar donde se comienza el sendero que llega a la base.

La finca en la parte baja tiene un albergue de montaña súper tuanis, con área de camping y baños para los aventureros. Don Rafael se encargó de hacernos sentir como en casa y nos enseñó todo lo ha logrado hacer con su familia.

Luego de esto nos pusimos a caminar a la primera de las cataratas Vino Tinto, ésta es la de más arriba y está clavada en el bosque. El sendero es bajo la sombra del bosque y es también fácil de recorrer, por lo que en menos de 15 min se llega a la parte de arriba de la catarata.

Aquí estuvimos unos 10 minutos tomando fotos y haciendo feo para luego bajar a la base de esta primera catarata, si uno quiere se puede meter a la catarata (al puritico chorro porque no hay poza) nosotros no nos metimos porque estaba muy fría. Aquí don Rafael nos mostró algunas plantas entre ellas una familia del jengibre (no sabía tan rico) pero era comestible… después seguimos el recorrido para llegar a la catarata Vino Tinto grande que se encuentra a una media hora para abajo.

El camino que lleva a esta otra es entre el bosque súper chiva con mucho musgo y vegetación lindísima perfecta para más fotos. Casito al final hay unas S’s llenas de monte que están antitos de llegar a la catarata. En esta última sección el sonido del agua nos anuncia que estamos a la vuelta de la esquina. Cuando llegamos quedamos boquiabiertos del chuzo de lugar… Esta otra es una catarata «Vino Tinto 2» súper alta y tampoco tiene poza pero es chivísima y está al borde de un precipicio, por lo que uno tiene un chuzo de paisaje y una vista bien chiva, Además abajo hay otra catarata pero esa sólo se puede ver en el video. Luego de hacer algunas tomas hicimos picnic con sanguchitos de atún para llenar el tanque y ponernos a caminar de vuelta cuesta arriba.

Cuando terminamos de subir hicimos una mini parada y luego seguimos pal carro ya que nos quedaba el viaje de vuelta a Chepe.

*BONUS: Saliendo de Santa María hay un restaurante que se llama La cocina de Dorita comida típica deliciosa y baratierix.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

});