Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para una de las cataratas más altas y hermosas del país, se trata de la Catarata El Indio ubicada en Puriscal y es un chuzo de lugar para sacarse a pasear.

¿Cómo llegar?

Se agarra hacia Puriscal y luego se continúa hacia Parrita hasta pasar la entrada del Parque Nacional La Cangreja. Luego hay que doblar a la izquierda en dirección de Mastatal por 20 minutos más hasta llegar a Finca Siempre Verde.

Waze: Finca Siempre Verde: https://waze.com/ul/hd1snbpbdb

Distancia: 7 km Total

Dificultad: Moderada

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa fresca, traje de baño, tenis de trail o botas de hule, sombrero, gorra, protección solar, repelente, paño, par de botellas de agua y excelente actitud.

Vehículo: Alto o 4×4

Parqueo: Si

Mascotas: Si (con experiencia en montaña)

Camping: No

Contacto: Tour: Finca Siempre Verde

Marco García: 8404 8770 y Jennifer Mora: 8930 4738

https://www.facebook.com/SiempreVerdeLodge

Costo: ¢12.000 tour con guía certificado y almuerzo

Hospedaje ¢10.000 persona x noche

¢3000 por comida

Llegamos pasadas las 8 am a Finca Siempre Verde en Mastatal de Puris, aquí nos recibió Jennifer guía de la zona para explicarnos un poco el ride que teníamos planeado, ellos son un tour operador que realiza muchas caminatas en la esa zona que por cierto sobran los lugares chivas. Luego nos montamos al carro para manejar 10 minutos más hasta la entrada del sendero, que está en otra finca aparte. En San Miguel de Puriscal para ser exactos.

 

El camino para llegar es mejor en 4×4 o carro alto, nuestro carro es altillo y sin 4×4 pero llegamos bien. De donde dejamos el carro comenzamos a caminar por una calle de lastre entre potreros que poco a poco se transformó en barro. Por suerte no había llovido en un par de días, entonces estaba medio seco… no me puedo imaginar ese barrial después de un baldazo.

 

Luego de 1.5 km se llega al Río Turbio, este mismo es el de la catarata El Indio y se encuentra protegido por árboles y algunos potreros más. Caminamos otro kilómetro y medio hasta llegar a la parte alta de la catarata… fue como llegar a un abismo.

 

Aquí es un espejo de agua que desaparece en el guindo formando una catarata de más de 200m de caída. Aprovechamos para tomar el primer descanso sobre las piedras, de paso tomar fotos y videos chivas.

 

Luego de esta parada nuestra guía Jennifer nos llevó a la mitad de la catarata, para esto bajamos por un sendero super bien hecho unos 300m más y aquí tomamos nuestro segundo descanso.

 

Además de descansar aprovechamos para meternos al agua, curiosamente se puede caminar de lado a lado con tenis y las piedras no son tan resbaladizas. Desde este punto en la mitad de la catarata se logra apreciar muchísimo mejor la dimensión de la catarata, además el ventolero con splash es rajado refrescante La caída es un chuzo porque bien por encima de las piedras pero luego tiene un corte donde cae el agua y en esta época que el caudal baja uno se puede meter debajo sin ningún problema y ducharse en la naturaleza. Este es un detalle importante de esta zona, en verano el caudal baja entonces la catarata se empieza a quedar con poca agua.

 

Luego de comernos una última merienda decidimos devolvernos  por el mismo camino por donde llegamos, total nos dilatamos un poquito más de 1 hora… pero vale la pena cada paso para llegar a esta catarata.

 

 

*FECHA PASEO: Noviembre 2021

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Favorito Del Mes

});