Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos a conocer una catarata super chiva clavada en el Cerro de la Muerte donde además de hacer fuerte hiking, conocimos un chuzo de familias quienes abren las puertas de sus casas para así generar un conjunto de proyectos de turismo rural comunitario rodeados de naturaleza.

¿Cómo llegar?
Se toma la ruta Interamericana Sur por el Cerro de la Muerte pasando por Chespiritos y el Parque Nacional Los Quetzales, luego de unos 20 minutos de bajada se toma una entrada a la izquierda que dice catarata, ahí se baja hasta el punto de inicio.

Waze: https://waze.com/ul/hd1sqr730q

Vehículo: Preferiblemente alto o 4×4

Parqueo: Si

Mascotas: Si

Camping: No

Contacto:
Greivin: 87630495 / 84950129
https://www.facebook.com/1navistareal/

Costo:
Catarata ¢3000 x persona
Alimentación ¢3000 x persona

¿Qué llevar? Ropa cómoda para caminar, tenis de trail o botas de hiking, jacket impermeable, paño, comida para picar, botella de agua y excelente actitud.

Distancia: 4.2 km

Dificultad: Moderada

Accesibilidad: No es accesible

Salimos 6 am de la casa de Tavo rumbo al cerro de la muerte, de camino solo pasamos por un super comprando cosillas de picar pal camino y continuamos directo sin parar one way hasta encontrarnos con Greivin.

Este maje llamado Greivin es quien se ha dado la tarea de unir este pueblo de Villa Mills organizar tours, comidas y grupos para que varias familias se vean beneficiadas con el proyecto.

Entonces nos topamos en la casa de Doña Sonia, aquí nos recibieron con una empanada de frijol y un cafecito para cargar las pilas de la caminata. Luego nos levantamos para ir en carro más abajo del pueblo para así comenzar la caminata. Si que llevan no es 4×4 se deja cerca de una plaza, y se camina desde ese punto… nosotros por dicha si pudimos ahorrarnos un toque de caminata y llegamos en mi carro más abajo hasta una cabaña donde alistamos los chunches que íbamos a bajar a la catarata.

El sendero desde la cabaña consta en un poquito más de 2 kms de bajada, pasa por varios potreros con una que otra vaca en el recorrido, además hay miles de arbustos con moras las cuales son clásicas de la zona. Ya llegando a la catarata pasamos del potrero al bosque hasta llegar a un mirador en la parte alta desde donde se aprecia la caída completa de agua. Terminamos de bajar por una bajada por piedras hasta que llegamos a la parte baja desde donde se aprecia aún mejor su altura.

Aquí abajo comimos nuestros snacks, gozamos en paleta, tomamos fotos y más fotos hasta que comenzo a llover 🙁 . Entonces recogimos todo soplados y nos pusimos a caminar esos 2 km de vuelta con 500 m verticales de ascenso, así que no fue jugando la cosa.

Cuando volvimos a la cabaña nos cambiamos en el baño del lugar y nos fuimos de vuelta adonde Doña Sonia que nos tenía un casado delicioso con agua dulce para calentar el cuerpo después de tremenda empapada.

Favorito Del Mes