Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Como dice el dicho ¨preguntando se llega a Roma¨ o “echando a perder se aprende” … ya que hace poco tiempo intentamos llegar a una catarata en la finca del ICE en Tres Ríos… tras un intento fallido unos compas nos ofrecieron llegar hasta la catarata escondida.

¿Cómo llegar?
Se agarra hacia a San Ramón de la Unión, luego de la terminal de buses se sigue para arriba pasando por el famosísimo bar El Pizote, luego del cuestón viene una intersección donde se toma el camino a la derecha, luego se pasa un portón (entrada finca del ICE), a los 300 metros viene otro desvío pero hay que seguir directo (izquierda) hasta llegar a un puente donde se deja el carro.

WAZE: https://waze.com/ul/hd1u297jnm

Distancia: 4km total

Dificultad: Moderado

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Ropa cómoda, traje de baño, paño, tenis de trail, drybag (bolsa seca) para guardar electrónicos, comida para compartir, ropa seca para cambiarse luego y excelente actitud.

Vehículo: Carro Alto

Parqueo: A la orilla de la calle

Mascotas: No es recomendable (no todos los perros son tan acuáticos) o solo si es perro vikingo.

Camping: No

Costo: GRATIS

Nos topamos 8 am en la finca del ICE con los compas de TrailRunners Tres Ríos, ya que ellos sí habían llegado a la catarata antes, luego de conversar un toque mientras alistamos las cosas nos pusimos a caminar metiéndonos al sendero por la izquierda del río, no duramos ni 1 minutos secos pues hay que meterse a cruzar el río la primera de muchísimas veces.

Para llegar a la catarata no es exactamente un sendero, es caminar río arriba un cañón sin desviarse, con un poco de sentido común pasando de derecha a izquierda del cauce buscando el mejor camino, el agua no les voy a mentir… está fría… pero uno se acostumbra desde la primera.

Luego de caminar por unos 45 minutos a paso lento debido al grado técnico (resbaloso) del asunto llegamos a la catarata que parecía más una leyenda de Glori que una realidad. Es mediana, pero bien chiva. Justo antes de llegar hay una gran pared llorona o sea que cae como un aguacero por las piedras súper chiva. En invierno dicen que se pone pochotona y hay que tener cuidado con las cabezas de agua así que si está lloviendo mejor no vayan chiquillos….

Frente a la catarata hay un tronco resbaloso sobre el río donde nos subimos para tomar una foto corronga, además todas las piedras están cubiertas de musgo verde debido a la humedad que genera el rocío de la caída de agua. Aquí hicimos mini picnic de mango cele con cosas de picar variadas.

Después de acá nos devolvimos por el mismo camino por donde llegamos hasta llegar de vuelta al carro, nos cambiamos la ropa mojada por la seca y vamonós.

BONUS: bajando por el cauce uno se encuentra a mano izquierda ya de vuelta otra salida de agua si siguen subiendo por ahí hay otra catarata un poco más grande pero mucho más difícil de accesar porque hay que medio escalar así que hay que irse sin miedo y sin perros a esa.

Este lugar es la prueba que hay lugares gratis e increíbles cerquitica de San José, y que único que se necesita es excelente actitud (y gente que sepa cómo llegar). En esta misma propiedad hemos hecho dos paseos más MIrador finca del ICE (Intento fallido de llegar a la catarata) y Finca del Ice

Gracias TrailRunners Tres Ríos!

FECHA DE PASEO: Febrero 2018

Favorito Del Mes