Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Luego de tres años volvimos a nuestra catarata preferida en la Colonia del Toro (Bajos del Toro), un lugar que lo tiene absolutamente todo, desde las mejores pozas de agua cristalina hasta la catarata más alta que hemos visto en la zona. Se trata de Cascadas Pozo Azul y la familia que atiende en este hermoso lugar son lo máximo.

¿Cómo llegar?
Sólo pone el waze llega al pueblo de Bajos del Toro y sigue como 20 minutos más hacia Río Cuarto. Automóvil: Mejor irse por Vara Blanca y sería antes de llegar a Bajos del Toro.

Waze: https://waze.to/lr/hd1u46zevg

Distancia: 4km total

Dificultad:
Alta ( Catarata Caída del Toro)
Fácil ( Pozas)

Accesibilidad: No accesible

¿Qué llevar?Ropa cómoda, tenis de trail, jacket impermeable, bolsa seca, snacks e hidratación, paño, vestido de baño.

Vehículo: Automóvil

Parqueo:

Mascotas:

Camping:

Contacto: 89228799 Emilse
86312171 Edgar
88151491 Mario

Costo:
¢3000 por persona
¢8000 por persona con desayuno y almuerzo

Salimos a las seis de la mañana de San José por la ruta 1 pasando por Sarchí, de camino nos dimos cuenta lo buena que está la carretera pero aún así hay que saber compresionar para no recalentar los frenos.

Cuándo llegamos a Cascadas Pozo Azul nos encontramos con una soda lindísima y la familia de Doña Emilse esperándonos con un desayuno delicioso. Comimos un pin tico para agarrar fuerzas y nos pusimos a caminar para aprovechar el buen clima.

La cosa es que la primera vez que vinimos aquí, la finca apenas estaba comenzando a dedicarse al turismo… Los cambios que vimos ahora que volvimos a la finca son totalmente asombrosos, ya que tienen una manera mucho más práctica para cruzar el primer río y el sendero hacia la catarata es un chuzo. Imagínense que la primera vez que vinimos la bajada era prácticamente un guindo agarrados de una que otra cuerda, sin duda alguna fue muy emocionante pero los cambios que le han hecho han sido increíbles.

Otras mejoras que le hicieron al lugar fue una plataforma justo al borde de la caída de agua, desde aquí se puede ver para abajo chivisima y la unión del Río de la Pozo Azul con el río Toro Amarillo.

Comenzamos a bajar por las gradas como por 15 minutos hasta llegar a la parte baja… se me había olvidado la majestuosidad de esta catarata hasta que llegamos al pie. Es tan alta que el splash zone no deja abrir los ojos en su totalidad y no hace falta meterse al agua para terminar empapados.

Luego de tomar fotos por aquí y por allá llegó el momento de tirarnos al agua así que nos mandamos sin pensarlo mucho. La agua estaba a temperatura perfecta (ni tin tin ni tan tan) y totalmente cristalina.

Nos comimos alguito y nos pusimos a subir de vuelta a la parte alta donde nos comenzó a llover un toque en el mirador pero aún así continuamos hacia las pozas que están río arriba.

En mi opinión las pozas y cascadas que están más arriba son lo más lindo de esta finca. Son perfectas para ir con niños pequeños, familia ya que se puede hacer picnic, está cerca del carro y además son bastante accesibles. Entonces aquí nos quedamos por poco más de media hora disfrutando, obviamente nos tiramos al agua y disfrutamos un poco más antes de devolvernos para almorzar.

Para cerrar nuestro día en este hermoso lugar, nos cambiamos por ropa seca y luego nos sentamos para almorzar un delicioso casado hecho en cocina a la leña.

En la zona de Bajos del Toro siempre la pasamos bien, hay que ir preparados para el agua pero sobretodo nunca debemos olvidar que todo es cuestión de actitud.

FECHA DE PASEO: MARZO 2021

Favorito Del Mes

Featured Section