Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

En nuestro segundo día en la Huasteca Potosina tiramos a las Cascadas de Micos y vimos el show más rajado de pájaros bajando en picada al Sótano Huahuas.

¿Cómo llegar?
Pueblo Aquismon para ir al Sótano de las Huahuas, ahí es mejor poner el waze

Waze: https://waze.com/ul/h9gcd6qk7r
Sótano de las Huahuas: https://waze.com/ul/h9gcd6qk7r

Distancia: 3km total

Dificultad: fácil

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar?
Ropa fresca, zapatos de agua, ropa de cambio, protector solar, bolsa seca y excelente actitud.

Vehículo: Automóvil

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: No

Contacto: En el hospedaje nos recomendaron un guía para las cascadas de Micos
Hospedaje Aldea Ruta Huasteca: https://www.rutahuasteca.com/es/aldea

En nuestro segundo día amanecimos en Aldea Huasteca con un día levemente nublado, nos fuimos a desayunar ya listos con traje de baño porque luego de aquí pasaban por nosotros para ir a cascada de Micos que queda cerquitica de nuestro hospedaje.

De donde dejamos el carro del guía, caminamos 300 metros para arriba (con el chaleco) salvavidas puesto y luego bajamos unas gradas hasta llegar al río… El río un demasiado lindo, el agua tiene un color esmeralda, cristalina y un poco fría. Por la época del año que era verano las cascadas estaban más secas de lo normal pero igual estaba chivísima.

Así que nos tiramos a la primera poza donde nos explicaron que se llama cascada de Micos debido a que antes habían muchos monos araña, y en México le dicen así a esos monos…. Nadamos hasta la cascada principal y más grande donde nos metimos detrás de la cortina de agua y a partir de aquí comenzamos a bajar brincando de todas las cascadas del Río Micos. En total son como 7 saltos con brincos de todo tipo de altura. El primero estaba un toque alto y Karlita se puso nerviosa pero fue la primera en saltar y detrás íbamos todos. Mientras avanzabamos los saltos eran menos altos pero el paisaje era cada vez más bonito. El color del agua era espectacular y el río tenía unos árboles bien locos que hacía que todo fuera más chiva. Para terminar llegamos al último salto que fue el más alto… Aquí salieron los nervios de todos, eran como 8 metros, en especial los de Trejos que casi no salta. Al final todos brincamos varias veces y esta parte del río era lindísima. Con esto cerramos con un pico adrenalina para así devolvernos a almorzar a Aldea Huasteca.

Para seguir conociendo la Huasteca decidimos alquilar carro para hacer lo que nosotros quisiéramos. En la ciudad solo había un lugar que alquilaba se llama Nenek Rent a car. Después de alquilar el carro nos fuimos camino a Aquismón para al día siguiente ir al Sótano de las Golondrinas. Llegamos en la tardecita y como teníamos tiempo decidimos improvisar y agarramos soplados hacia el sótano de las Huahuas que no está tan lejos del hotel. Llegamos tardísimo tipo 530pm pero aún así nos dejaron seguir el caminito de piedra que lleva a hasta este lugar. La primera parte era una bajada larguísima… pero luego se vino una cuesta que nos sacó la gota gorda de sudor.

La cosa es que llegamos a este semejante hueco de piedra en el momento justo… pues aquí duermen cientos de miles de pájaros llamados huahuas.

Esto es un espectáculo natural impresionante, ya que al final de la tarde los pájaros se van a dormir y se protegen de los depredadores en esta cueva. Imaginen que estos pájaros bajan a una velocidad impresionante y se escuchan como un estruendo súper peculiar y casi no se ven, son como ver gotas cayendo y entran en grupos de muchísimo pajaros. Realmente fue algo que no esperábamos ver y nos quedamos hasta que se hiciera de noche. Si podemos decir que ver este espectáculo del atardecer es algo que no se pueden perder y es muy distinto a lo que acostumbra la gente de ver el amanecer y ver como salen. Que iba a ser el plan del día siguiente pero en otro lugar.


*FECHA PASEO: Marzo 2020

Favorito Del Mes

Featured Section