Buscar
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type

Nos fuimos para la famosa ciudad de Grecia a visitar un bosque súper chiva que se esconde en sus montañas, un lugar rodeado de pinos, árboles,fácil de conocer, perfecto para hacer picnic, se puede acampar y muchas cosas más…

¿Cómo llegar?
Alajuela, Grecia, San Isidro, Calle Rodríguez. De la escuela 4km. San Isidro de Grecia

Waze: https://waze.to/lr/hd1u1dsw7k

Distancia:
900m a la catarata
1700m a Carboneras
800m sendero los Pinos

Dificultad: Fácil/Moderada

Accesibilidad: No es accesible

¿Qué llevar? Abrigo, tenis cómodas, comida y manta para armar picnic, hamacas, juegos como bola, raquetas o frisbee y ganas de pasarla bomba.

Vehículo: Carro Alto preferible, pero un automóvil con cuidado puede llegar

Parqueo: Si

Mascotas: No

Camping: Si

Contacto: 2495-0536
Lunes a domingo. De 8:00 am a 4:00 pm

Costo:
Nacionales ¢600
Extranjeros $5

Salimos el domingo rumbo a Grecia en Alajuela un pueblo con muchísimos lugares que conocer, de camino pasamos a comprar cosas de comer por aquello del hambre y nos fuimos caminos a las montañas a la Reserva Forestal Bosque del niño.

Llegamos al lugar tipo 930 de la mañana y el clima estaba súper lindo así que iniciamos nuestro primer sendero Los Pinos que está muy cerca de la entrada. Es un sendero como de 800 mts bien chiva, la primera parte está rodeada de mucho árbol tuanis, senderitos bien cuidados perfecto para las fotos pero luego de la mitad se pone mejor porque uno llega a una parte donde solo hay pinos, esta parte es bien chiva por el efecto que da ver tanto pino junto. Un plus es que hay un pequeño mirador donde se aprecia un poco la vista.

Después de este sendero que uno lo termina casi que en el parqueo nos fuimos al sendero más largo del lugar y conecta con la catarata Las Carboneras. Ya para esto el clima se empezó a complicar, se nubló un poco, pero con la mejor actitud empezamos la caminata. Este sendero al igual que los otros está rodeado de mucha naturaleza y se pueden ir apreciando todos los detalles de los árboles. El inicio tiene cuesta, no es muy empinada pero sí cansa y le acelera el corazón. Como a la mitad uno llega a un mirador que si tiene suerte la vista es bien tuanis, pero nosotros no la tuvimos y justo en ese momento San Isidro el Labrador no pudo contener la lluvia y se vino el agua. De ahí mismo se va a la catarata que es un sendero un poco más estrecho y se llega a una catarata bien bonita, pequeña pero con su encanto.

Ya para esto el agua caía cada vez más fuerte así que como ya aprendimos a disfrutar no importa lo que pase seguimos el sendero de las Carboneras, el resto de sendero es cuesta abajo así que es más fácil. Después de un rato ya el frío nos empezó a atacar pero justo antes que se acabe el sendero uno se toma unos árboles de eucaliptos lindísimos, así que a pesar de la lluvia paramos a tomarnos unas fotos y terminar de disfrutar el lugar.

Teníamos pensado hacer un picnic en el lugar porque hay muchos ranchitos pero el frío se puso feo y como estábamos mojados decidimos mejor ir a buscar un restaurante calientico para poder saborear el almuerzo.

No tuvimos tanta suerte con el clima pero este es un lugar perfecto para desconectarse un rato y perderse en la naturaleza, y es fácil como para ir con toda la familia.

Favorito Del Mes